Café Político

 

 

Encuestadores, de parias a profetas
Debate, irá la versión 2018 de AMLO
En marcha otra zona económica especial 

  Apenas hace poco más de 20 semanas que los encuestadores y sus encuestas eran objeto de escarnio y desprecio por casi toda la opinión publicada, la impresa y la electrónica, la cual subrayaba los yerros e ignoraba aciertos.

  Ah, pero llegó la campaña por la Presidencia y nadie pudo resistir la democrática incertidumbre. Y, de pronto, se convierten en consulta obligada, en omnipresentes consultores en todos los medios.

   Quizá fue nuestra incapacidad para soportar la cruel incertidumbre, quizá la moderna cultura de la velocidad, como sea, hoy se acude a los encuestadores como los antiguos griegos acudían al Oráculo de Delfos, para que desde hoy nos digan quién ganará las elecciones.

 

 

Los nuevos debates presidenciales
¿La verdad? No sabemos quién espía
Piden seguridad dos presidenciales 

  El próximo domingo, al celebrarse el primero de los tres debates entre los aspirantes a la Presidencia organizados por el INE, se pondrá a prueba un formato que, presuntamente, los hará menos acartonados.

   Para moderarlos han sido escogidos tres periodistas, Denisse Maerker, Azucena Uresti y Sergio Sarmiento, los cuales, según las reglas, podrán interrumpir alguna perorata con la cual un aspirante intente eludir una pregunta.

  Estarán a prueba los cuatro candidatos y la candidata, por supuesto, pero también los moderadores lo estarán, porque de su desempeño depende que luego, en los posdebates no se vuelvan blanco de críticas porque alguien, delirante, pone en duda su imparcialidad.

 

 

Aeropuerto, ¿lo decidirá la elección?
En CDMX, disputan por las estructuras
Protección para los ex presidentes 

  La defensa que hizo el ingeniero Carlos Slim de la obra del nuevo aeropuerto se confronta con la ofensiva mediática emprendida por Andrés Manuel López Obrador para detener el proyecto.

  Sabe el candidato presidencial de Morena que nadie mandó al ingeniero Slim a dar su conferencia de prensa. Claro que defiende sus intereses, igual que lo hace el tabasqueño. ¿Se volverá una lucha de vencidas?

  Podría ser, si la obra del aeropuerto se vuelve el leit motiv de la campaña de López Obrador, quien en la discusión podría irse cancelando opciones y, entonces, si hay o no nuevo aeropuerto dependerá del resultado de la elección presidencial.