Café Político

 

¿Cambios? Cuando sea pertinente
Sin consenso aumento al salario
Reelección deshará candados electorales

  Circularon el pasado miércoles versiones que describían los cambios que presuntamente haría el Presidente Enrique Peña Nieto en su gabinete. Como siempre, hubo animados y desanimados.

  Las versiones hicieron imaginativa síntesis de los rumores que circulan en el medio político. Son habituales cuando se acerca la nominación de candidatos presidenciales, sin importar que partido esté en el poder.

  Muy a la Ruiz Cortines, ayer el Presidente Enrique Peña Nieto no las confirmó, ni las negó. A preguntas de los reporteros simplemente respondió que “se harán cambios cuando sea pertinente”. ¿Cuándo será pertinente? Sólo el Presidente lo sabe.

 

SNA: depende de la presión de las ONG
INE: la irresponsabilidad de los críticos
No hay tiempo para reformar pensiones

  En este espacio se ha criticado a los dirigentes de las ONG, pero en esta ocasión se les exhorta a no impacientarse por los retrasos de los nombramientos pendientes del Sistema Nacional Anticorrupción y la inacción de los gobiernos estatales.

  Ellos, reconozcámoslo, fueron factor para tejer el entramado jurídico y administrativo del sistema, lo peor que les puede pasar es que se dejen abrumar por las realidades políticas.

  Fue una incursión afortunada en la política real, sí, pero ahora deben lidiar con las dificultades, mantener las presiones sobre los legisladores y los ejecutivos. O sea, enfrentar las realidades políticas con acciones políticas. O rendirse.

 

Se juega la PGR su credibilidad
TLCAN: caja de cristal para la IP
Quieren cambiar al INE, ¿en serio?

  Es el Procurador General de la República Raúl Cervantes un abogado brillante, pero, sobre todo, es un hombre honorable, razón por la cual tendrá que supervisar personalmente el trabajo de quienes están a cargo del caso del ex gobernador veracruzano Javier Duarte.

  Ya sabrá que tienen hasta el sábado para asegurarse que se integre un equipo que, sin cambios ni relevos, sea el que conduzca todo el proceso en contra del ex mandatario.

  Lo ocurrido ayer en la primera audiencia ante el juez de control revela que su personal vio el caso como cualquiera otro. Y no, no es un caso de rutina, es uno en el que se juegan la credibilidad no sólo de la PGR, también la del Procurador y la del régimen.