Café Político

 

 

Morena: si se doblan los rieles…
Historia de los recuentos de votos
Tabasco, ¿se zafa de zonas especiales? 

   Al grito de sí se doblan los rieles, que no se doblen las reglas, la mayoría senatorial de Morena decidió que no hay que votar para cambiarlas, basta con imponer la voluntad, “con mayoritear”.

   Así, el presidente de la mesa directiva del Senado Martí Batres Guadarrama decidió que el tiempo de los oradores en tribuna fuera de cinco, no de diez minutos, como dice el reglamento.

   Aplastados por la mayoría, los senadores del PAN y del PRI reclamaron, nadie los escucho y en protesta se retiraron de la sesión. Ni modo, allá ellos si se creyeron que de verdad los morenistas iban a buscar consenso, cuando es más fácil imponer la mayoría.

 

 

¿Cuántas comisiones de la verdad?
Infonavit: cuidado con ajustas tasas
Jalisco: se busca panteón forense 

   Con el beneplácito de los “sospechosos de siempre”, desde la Casa de Transición se ha dicho y reiterado que se formarán comisiones de la verdad para investigar todos aquellos acontecimientos en que se crea que se han violado derechos.

   Aunque ya hay una legal averiguación previa sobre el caso de los normalistas asesinados en Iguala, Alejandro Encinas ha insistido que será la primera que se integrará, pero también se ha dicho que se formarán todas las que consideren necesarias.

   Al respecto, el ministro de la Suprema Corte de Justicia José Ramón Cossío advirtió que dichas comisiones corren el riesgo de trastocar el sistema de procuración, pues usurparían funciones del ministerio público, según el nuevo sistema penal.

 

 

A consulta, los temas controvertidos
Morena, acaparará las comisiones
Del Estado, no del gobierno, los aviones 

   Hace tiempo que la consulta popular está en la Constitución, pero sólo puede realizarse en fechas de elecciones federales, y eso tras complejos trámites jurídicos, lo incomoda al Presidente Electo.

   Y ha dejado claro que no está dispuesto a ser limitado a sólo dos consultas durante todo su sexenio. Anunció que se prepara una iniciativa de ley que permita realizar consultas populares cada vez que haya “temas controvertidos”.

   Eso, opinamos algunos, es no asumir la responsabilidad de tomar decisiones incómodas o impopulares, pero en estricto rigor es una fórmula para “legitimarlas” mediante las consultas al “pueblo bueno y sabio” y de paso reducir al mínimo el desgaste de gobernar.