Café Político

 

Hay una clave contra la corrupción
Excesiva tolerancia al vandalismo
Elecciones: representantes en casillas

  Habló claro y fuerte el Secretario de la Defensa Nacional Salvador Cienfuegos en una ceremonia militar. Consideró que la corrupción y la impunidad han dañado a la democracia, a la economía, profundizado la desigualdad e incrementado la violencia.

  De ahí la importancia, dijo, del sistema nacional anticorrupción, cuyas leyes y reglamentos llegaron para quedarse y su aplicación precisa y contundente permitirá enfrentar a la corrupción que tanto ha dañado a la sociedad.

  Destacó la obligación de preservar un México donde impere la ley y se erradique la corrupción, pero advirtió que hay que hacerlo con voluntad, pero sobre todo con perseverancia. Esa es la palabra clave: perseverancia.

 

Otro Grupo Contadora para Venezuela
Posibles, cambios al nuevo sistema penal
PAN: arrecia la lucha por la candidatura

  Advirtió el canciller de Guatemala Carlos Raúl Morales no confundir el objetivo de la reunión de la OEA. No se trata de sancionar, dijo a Pepe Cárdenas, sino de mediar en el indispensable diálogo en la polarizada sociedad venezolana.

  Recordó que a principio de 1980 casi en todo Centroamérica prevalecía la violencia de las dictaduras, de la guerrilla, con enorme pérdida de vidas y pauperización de los centroamericanos.

  México encabezó la creación del Grupo Contadora. Allanó el camino de las negociaciones para la paz. Llevó mucho tiempo, pero tal vez así se logra que los venezolanos decidan la paz en su país.

 

Elecciones 2017: ¿hubo retroceso?
Sin votos, no hay dinero, ¿inconstitucional?
Nochixtlán: las razones de los retrasos

  Respetados y estimados personajes en los medios esgrimen el argumento que las elecciones de gobernadores del pasado 4 de junio representaron un “retroceso democrático”, afirmación desorbitada, pera ser precisos.

  Con excepcional paciencia el doctor José Woldenberg ha intentado explicar que, aunque hayan existido irregularidades, no son significativas en los resultados, los cuales, de todos modos, ya fueron impugnados.

  Mientras la autoridad electoral resuelve las impugnaciones, uno tiene derecho a hacer pública su opinión, pero no a la utilización de sofismas que, en última instancia, sólo son un ejercicio de catarsis.