Nuevo arzbispo

  Ya tiene la arquidiócesis de México un nuevo arzobispo, el cardenal Carlos Aguiar Retes, quien ya presidió la Conferencia Episcopal, y mostró dotes para la comunicación.

  Necesitará esas dotes para enfrentar a tantos que, con pretendida preocupación por el futuro de la Iglesia Católica, en realidad forman parte de los grupos malquerientes de la Iglesia y de los católicos.

  Es cierto, en esta Capital de la República, el número de católicos practicantes es posible que no corresponde al número de creyentes, como también lo es que en esta ciudad, la arquidiócesis de México, es una que presume su liberalismo, pero en la cual, sobreviven los resabios de los prejuicios jacobinos y de come curas de otras épocas que algunos creíamos superadas.

  La mejor prueba es que muchos todavía emplean el arcaico lenguaje, anterior a la reforma de los noventa que restableció una relación normal entre la Iglesia y el Estado Mexicano. Y utilizan términos como lo de clero político del siglo pasado.

  Qué bueno que tantos se preocupan por mi Iglesia, Joaquín. Aunque algunas preocupaciones sean malintencionadas.

 

 

CAFÉ POLÍTICO

                                                        7 de febrero de 2018