Comentario con López-Dóriga

Compromete a México

   Hace sesenta años, en una manifestación en el Zócalo contra la invasión a Cuba, el general Lázaro Cárdenas habló desde el cofre de un auto y ofreció ir a Cuba a defender al gobierno castrista.

   Días después, en su casa en Jiquilpan, el general Cárdenas confesó que había olvidado como puede uno ser arrastrado por la euforia oratoria.

   Recordé la anécdota al escuchar hoy como en Palacio se descalificó a la justicia española.

   Dicho con todo cariño y respeto, creo debe ser, tiene que ser diferente la oratoria de un Presidente de la de un candidato. Si un candidato descalifica, se compromete sólo él, pero si descalifica un Presidente, compromete a México, porque es el Jefe del Estado.