Comentario con López-Dóriga

Enojo presidencial

   A mediados del siglo pasado, un Presidente de México advirtió a un amigo: “nunca hagas nada que provoque el enojo del Presidente, ni siquiera de este Presidente que es tu amigo”.

   Por eso no debe sorprendernos la dureza presidencial contra el Conapred, envuelta en crítica a los organismos autónomos, pero contra el Conapred, un organismo pequeño, el Presidente López Obrador ha lanzado todo el peso de la Jefatura del Estado, durante tres conferencias mañaneras.

   No me sorprende, Joaquín, porque solo queda probado que sigue vigente aquel viejo consejo de “no hagas enojar al Presidente”. Sigue vigente hasta en estos tiempos de transformación.

   Tan vigente como hace 70 años, porque todo cambia, todo se transforma, menos la condición humana.