Comentario con López-Dóriga

La violencia verbal no es inofensiva

  Creo que no hemos examinado bien el incidente de las agresiones verbales de supuestas militantes de Morena a nuestra compañera Sara Pablo en las calles de Washington.

  Una prueba más de lo peligroso que es la violencia verbal de los políticos.

  ¿Por qué serían distintos las y los militantes de Morena a los panistas que hace tiempo, en Chihuahua, agredieron a reporteros después de ser azuzados por Manuel Clouthier?

  ¿Por qué? Si a diario oyen las descalificaciones contra periodistas en Palacio Nacional.

  Nunca aceptarán los políticos que la violencia verbal no es inofensiva. No les importa si se pasa a agresión física, pues son expertos en negar responsabilidades, expertos en lanzar la piedra y esconder la mano.