Que difícil ser policía

  Hace varios años, ya no me acuerdo cuántos, en este tu espacio lamenté lo difícil que es ser policía en México.

  Me refería a las ácidas críticas de muchos sectores de la sociedad en esta ciudad de México a los policías, les criticaban hasta su aspecto.

  Y decía que difícil para los policías salir a diario a arriesgar la vida para defender a los que los critican y los insultan a diario. Y decía que si fuera policía me preguntaría si valía la pena arriesgarla por quienes me insultan a diario.

  Las escenas de ayer y de esta mañana, en que los vándalos de la Coordinadora arremeten violentamente contra los y las policías, me dije que debe ser todavía más difícil ser policía hoy, al menos en la Ciudad de México.

  Porque en esta ciudad se han inventado reglas que obligan a los policías a no defenderse y resistir desarmados las agresiones.

  Una injusticia. Y por no agravar los traumas de las élites que, con discursos, convierten a los salvajes agresores en angelicales luchadores sociales.