Comentario con López-Doriga

Criminales descarados

  De dónde sale la idea de que los cobros de piso, por protección y las extorsiones de las bandas criminales en la Ciudad de México se multiplican por el vacío que hay en este momento de transición entre la toma de posesión de Claudia Sheinbaum y la salida del actual gobierno capitalino.

  Hace años, y cuando digo años, Joaquín, es literal, que los reporteros de policía conocen de esas actividades.

   Esas actividades no son nuevas, la novedad es que el nuevo sistema de justicia penal, tan festejado por garantista, y el activismo de los corazones sangrantes de los derechos humanos han hecho más descarados a los criminales, sabedores que no serán tocados ni con el pétalo de una rosa.

  Y lo saben los reporteros policíacos, quienes antes batallaban para que sus notas se tomaran cuenta. Ahora, sabedores que no hay nada nuevo bajo el sol, entregan las notas de siempre y los tratan como estrellas de rock.