Violencia verbal

  En Washington, el atentado contra los congresistas republicanos que hirió a varios y dejó en condición crítica al congresista Steve Scalise nos confirma la sabiduría de la frase de Octavio Paz, aquello de que la violencia verbal no es inofensiva, pues de la violencia verbal es fácil pasar a la violencia física.

  El atentado es resultado de la violencia verbal en la política norteamericana.

  Para los mexicanos esto no debiera ser una novedad. Es algo que ya vivimos.

  Octavio Paz pronunció su frase sobre la violencia verbal en 1994, cuando la violencia verbal en las disputas políticas tuvo como saldo trágico el asesinato del candidato presidencial del PRI en marzo y del secretario general del PRI en septiembre.

  Sin embargo, las ambiciones políticas, la feroz lucha por el poder, utilizan la violencia verbal con gran irresponsabilidad.

  Esa lección deben recordarla las nuevas generaciones y no olvidar que la violencia física en la política nos lleva a callejones sin salida.

  En 1994 pudimos salir del callejón sin salida, nadie asegura que ahora no nos quedemos en ese callejón.