Comentario con López-Dóriga

¿Y la infraestructura privada?

   Hace unas semanas hubo reproches por haber dicho que en este siglo 21 todavía en el Altiplano pensamos como pensaba la “Güera” Rodríguez en el siglo 19, por aquello que, como hace 200 años, creemos que “fuera de México, todo es Cuautitlán”.

   Con satisfacción, nos dicen en todos los medios que el desabasto de gasolina está resuelto en Ciudad de México, y como prueba están los cotidianos congestionamientos del tráfico de vehículos a las horas de siempre. O sea, todo normal.

   Mientras discutimos en las conferencias mañaneras las razones y los hechos de la tragedia de Tlahuelilpan, en otras partes de la República sigue el desabasto de combustibles.

   Unos dicen que por la reforma energética. No lo sé. Sí sé que hay quienes tienen permiso para importar combustibles, pero no lo han hecho.

   Dicen los que saben que falta infraestructura para transportarlos y almacenarlos. Hasta el gobierno lopezobradorista señala eso como falla de sus antecesores y cree que esa es su obligación.

   Una pregunta, ¿por qué en Estados Unidos invierten los privados en su propia infraestructura y aquí no?