Comentario con López-Dóriga

La pacificación exige algo más

   Aunque lo niegan funcionarios del gobierno federal, el secretario de seguridad ciudadana Alfonso Durazo reconoció que en Tamaulipas el crimen ha retado al gobierno de la República con la amenaza a los gasolineros que le vendan combustible a vehículos militares y policíacos.

   Por ahora el gobierno de la República lo ha resuelto con el envío de convoyes de camiones pipa con escoltas armadas que llegan a surtir combustible a policías y militares.

  Este fin de semana estará en Tamaulipas el Presidente Andrés Manuel López Obrador y tendrá información de primera mano sobre la situación. Quizá decida responder al reto.

   Y quizá, Joaquín, se convenza de que, mientras hay resultados de la política social, la pacificación exige algo más.