Comentario con López-Dóriga

La pelea por el sindicato petrolero

   El eje de la política energética del gobierno del Presidente López Obrador es el fortalecimiento de Petróleos Mexicanos, para lo cual se invierte mucho dinero y mucho esfuerzo.

   Pero enfrenta Pemex un obstáculo no previsto. Hay que cumplir con el compromiso de impulsar la democracia sindical, según el nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos, el T-MEC.

   Por lo pronto, dice El Economista, seis grupos pelean con uñas y dientes por la secretaría general del sindicato petrolero, vacante por la conveniente renuncia de Carlos Romero Deschamps.

   Está a tiempo Luisa María Alcalde, titular del Trabajo, de impedir que la elección sindical se convierta en un herradero y se cargue el payaso los proyectos de Pemex.