Congreso: “negociemos, cuando sean gobierno”
¿Quién responde por valores en Los Pinos?
Cambio de Guardia; don Porfirio y los mexicanos 

    Ya no sólo es la reforma constitucional sobre el fuero la que debe esperar a diciembre, también están las que establecería la revocación de mandato y las llamadas “consultas populares”. Todas se verán cuando haya tomado posesión el nuevo Gobierno de la República.

    Se dijo en este espacio que no habían negociado bien los coordinadores morenistas, pero las declaraciones de algunos legisladores de la oposición no necesariamente apuntan a la curva de aprendizaje de los legisladores de Morena.

    “Debieron esperar a que tomara posesión el nuevo gobierno”, alegaron algunos. O sea, cuando al negociar no sólo ofrezcan promesas, sino algo más concreto, pues ya serán gobierno.

 

¿Quién responde por valores en Los Pinos?

 

   Como resultado de arrebatos retóricos de campaña, a partir del uno de diciembre nadie despachará o vivirá en Palacio Nacional. Anuncian que desde el próximo sábado la que fuera residencia presidencial durante casi ocho décadas, Los Pinos, se abrirá para que el público la recorra.

   Fue una ocurrencia, ahora será un hecho y la casa presidencial construida por Lázaro Cárdenas, afirman, se convertirá en un museo y los terrenos se incorporarán al Bosque de Chapultepec.

   Bien, pero ¿quién será responsable de custodiar la casona y todo lo que contiene? No han dicho, y, ansiosos por complacer a quien será Presidente, ni siquiera explican si cuando menos ya levantaron un inventario. Menos a quien responsabilizar por eventuales extravíos.

 

Cambio de Guardia; don Porfirio y los mexicanos

 

   Mañana se efectuará un cambio de guardia, el relevo del Presidente de la República que, pese a los que llevan el luto en el alma, se realiza civilizada y ordenadamente, por más que hayan sobrado provocadores.

    Seguramente quien será mañana Presidente Constitucional de México, Andrés Manuel López Obrador, recuerda las palabras de José López Portillo: “a los Presidentes, cuando asumimos el cargo, se nos entrega todo, y se nos quita todo cuando lo dejamos”.

   Y quizá valdría preguntarse si habremos cambiado tanto los mexicanos, como para ignorar la advertencia de Porfirio Díaz: “... Es más difícil gobernar a los mexicanos que arrear guajolotes a caballo”.

 

NOTAS EN REMOLINO

 

    Muchos optimistas confían que, una vez que asuma el nuevo gobierno de la República se empezará a poner orden en la casa, especialmente entre los legisladores que parecen ya chivos en cristalería. Veremos… Muchos insisten en que la Policía Federal es ya un cuerpo no sólo confiable, sino el mejor preparado para las tareas e investigar y combatir a las bandas criminales… Ahora resulta que el senador Napoleón Gómez Urrutia, en sus arrebatos redentores de los trabajadores, se dispone a acosar empresas privadas con el amago de nuevos sindicatos. Se echaron un alacrán al pecho… Muchos senadores y diputados que se incorporan a las tareas del nuevo gobierno esperaron hasta el último día para pedir sus licencias. Caray, no era cosa de dejar ir la última quincena. Cosas de la austeridad… El presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar, no quita el dedo del renglón y quiere “revisar” los fideicomisos cuyos recursos sirven para que las finanzas públicas y la economía sortee bien eventuales contingencias y turbulencias financieras… Una pena el fallecimiento de Jorge Medina Viedas, quien dirigía Televisión Educativa…