Café Político

 

 

ISSSTE: el que no conoce a Dios
Migración: ¿es tan difícil reflexionar?
Reforma electoral y el caballo del español

   Una y otra vez, desde hace cuando menos dos meses, diversos directivos del ISSSTE se quejan de las dificultades financieras y reclaman que dependencias federales, gobiernos estatales y municipales no pagan sus grandes adeudos.

   Hace 37 años, en una charla con Alejandro Carrillo Castro, entonces director general del ISSSTE, contaba de su solicitud de recursos al Presidente de la República, pues las finanzas del instituto estaban mal, como ahora, por los adeudos de las dependencias federales, gobiernos estatales y municipales.

   Nada nuevo bajo el sol. Ocurre que ahora, por temor o prudencia, no se atreven a ir con el Presidente, vamos ni siquiera con Hacienda a pedir lo que hace falta, capaz que les preguntan de su compromiso con la austeridad franciscana.

 

 

China no es opción, es un espejismo
Washington; el alto costo de cabildear
Una nación divida, ¿será un karma?

  Cómo siempre que hay algún diferendo con los vecinos del norte, se multiplican las voces que recomiendan a China como una alternativa, una alternativa que constituye una lectura ligera, ligerísima de la realidad geopolítica de México.

   Cómo dicen los abogados, suponiendo sin conceder que México buscara una alianza con China, como tantos sugieren, habría que preguntarse quien ganaría más, México o China.

  Para China sería una carta a jugar en su juego de vencidas con Estados Unidos. ¿Cuánto tardaría en sacrificar la carta mexicana, con tal de reconciliarse con los norteamericanos?

 

 

Muñoz Ledo, polvos de aquellos lodos
Tienen que definir “auténtica democracia”
¿Cuánto cambiarán prioridades de la 4T? 

   ¡Cómo has cambiado! Es lo menos que se puede decir del Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados Porfirio Muñoz Ledo, cuyo discurso se asemeja cada día más a sus lejanos días en los gobiernos de la Revolución Mexicano.

   Mientras el gobierno lopezobradorista batalla para encontrar la fórmula que le permita responder a la agresividad de la Casa Blanca sin dañar gravemente a México, Muñoz Ledo ya agarró monte.

   Acusa al Presidente de incumplir la ley al ordenar que la cancillería invada facultades de Gobernación. Y luego propone una reforma constitucional que hace imposible el cumplimiento del el acuerdo con Washington. Y dejó un fuerte olor a azufre.