Café Político

 

 

Todo federal, ¿y los gobernadores?
Recorte: no sólo a altos mandos
Huachicoleros: ¿cuál estrategia?
 

   Se anunció que la batalla contra la inseguridad no será sólo contra las bandas criminales de la delincuencia organizada, sino también contra los delitos del fuero común.

   El gobierno federal asumirá el control del sistema educativo nacional y, se asegura, está por anunciarse la federalización de los sistemas de salud de las entidades federativas, lo cual abre una interrogante.

   Si se libera de esas cargas y responsabilidades a los gobernadores de los Estados, quizá sea necesario que el gobierno de la Cuarta Transformación explique cuál será el rol de los mandatarios estatales. ¿Privilegiados observadores?

 

 

Generalizados, recortes de prestaciones
Servicio público: ¿carrera o apostolado?
Cuidado, con manosear finanzas del IMSS
 

   Contrario a las versiones y narrativas oficiales que nos aseguran que los recortes a salarios y prestaciones tienen como objetivo reducir los excesos de lo que llaman “la alta burocracia”, o sea, sólo de los funcionarios de más alto nivel del gobierno federal, la realidad es muy distinta.

   Sea porque el debate sobre la “burocracia dorada” es útil para distraer de lo que ocurre en los niveles inferiores, en los cuales se generaliza el recorte de prestaciones y la supresión de vales de despensa.

   Olvidan los nuevos inquisidores que los salarios de la burocracia están virtualmente congelados desde hace muchos años y que las prestaciones que suprimen han sido la manera de tener al personal más capaz. Cosas de la 4T.

 

 

Presupuesto: ¿austeridad sin límites?
Mal rumbo de la disputa política
¿Cómo será el Servicio Exterior? 

    Mañana, anunciaron, se reunirán los diputados con el Presidente Andrés Manuel López Obrador para darle a conocer los lineamientos finales para el Presupuesto de Egresos del 2019 que será anunciado el próximo sábado.

   Se supone que en dicha reunión le ratificarán al Primer Mandatario su voluntad de aprobar un presupuesto que se apegue a los criterios de austeridad que, dicen, son voluntad de quienes votaron por Morena el uno de julio.

   Por supuesto, no se trata de conocer la “línea” a seguir, pero si convendría que en ese diálogo se determinaran los límites de la austeridad, porque ésta puede llegar a restarle eficiencia al ejercicio de gobierno. Y, sin eficiencia, todo será más difícil.