Café Político

 

 

Energía: de congelación y riesgosas rutas
Ah, el espejismo de diversificar mercados
¿Creen de verdad que Trump es amigo? 

   El reiterado anuncio de la designada Secretaria de Energía Rocío Nahle de que revisarán los contratos suscritos para las licitaciones para explotar hidrocarburos ha provocado, obviamente, la congelación de toda licitación.

   La duda es cuáles serán los criterios para cancelar los que dictaminen de “estar mal y que no pueden seguir”, pues se inyecta incertidumbre, lo cual explica que algún inversionista, como dijo la señora Nahle, quiere retirarse desde ahora.

   Del equipo del próximo gobierno dejaron trascender que habrá nuevas reglas para la exportación de crudo y, algo muy riesgoso, dejar el Acuerdo Petrolero Internacional para unirse a la OPEP. Un innecesario clavado en lo peor de la geopolítica: el Medio Oriente.

 

 

TLC: desvanece la incertidumbre
Nada fácil vender el avión, hay reglas
Licitaciones, todos les ven defectos
 

   La charla telefónica del Presidente Enrique Peña Nieto con Donald Trump es la culminación de una paciente y dura batalla dada por México contra la intransigencia irascible del inquilino de la Casa Blanca. Hará que se desvanezca la incertidumbre económica por el acuerdo comercial.

   La certeza económica que da tener listo el acuerdo comercial con Estados Unidos es una excelente plataforma para el Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador, de quien dependerá aprovecharla a plenitud.

   Al cerrar la negociación, el Presidente Peña Nieto es quien asume el costo político, como los Presidentes de México que pagaban el costo de dejar financieramente limpia la casa.

 

 

Ebrard: cambiará la relación con EU
No seremos aplanadora, dice Morena
CEESP: en comercio no hay plan B 

   Afirmó el designado Secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard que la cooperación con Estados Unidos en materia de combate al narcotráfico será modificada, pero antes decidirá el nuevo gobierno cuál será su estrategia de seguridad.

   Según Ebrard, en esa materia no ha cambiado la relación con Estados Unidos. Olvida que, para descontento de las agencias de seguridad norteamericanas, este gobierno eliminó su trato directo con las dependencias mexicanas, pues les daba excesivo margen de maniobra.

   Explica, eso sí, que la estrategia de seguridad saldrá de los foros y consultas y, claro del trabajo que realiza el equipo del nuevo gobierno. Uno se pregunta si ya calcularon cual efecto tendrá en la relación, por sí difícil, con Washington un cambio en la cooperación.