Café Político

 

 

Presupuesto, ¿la hora del aficionado?
¿Quién ganará el juego de vencidas?
¿Aprobará EU el tratado comercial

   Ya, como dijo el Presidente Andrés Manuel López Orador, se reconoció que el recorte al presupuesto de las universidades públicas fue un error que, se afirma, quedará corregido luego de reducir algo del gasto de operación del gobierno federal.

   Luego nos enteramos por el canciller Marcelo Ebrard que la reducción de casi 85 por ciento del presupuesto para los consulados mexicanos fue también un error, “error de dedo”, dijo. Y surgen interrogantes.

   Qué está pasando con el equipo financiero del Presidente cuando se dejan pasar “errores” que dejan mal parado al gobierno federal, pues no tiene precedente que a nivel de documentos enviados al Congreso se escapan “errores de dedo”. Amateur hoy, dirían los gringos.

 

 

¿El Ejército a los cuarteles? ¿En serio?
José Luis Vargas, como “el destroyer”
Juicios políticos, modernos linchamientos 

  Compareció ante comisiones en la Cámara de Diputados el Secretario de Seguridad Pública Alfonso Durazo, quien al parecer sintió resistencia a la aprobación de las reformas constitucionales para crear la Guardia Nacional, una promesa de campaña.

  Inquieto, el funcionario dijo a los legisladores que, si las reformas no son aprobadas y no se crea la Guardia Nacional, entonces se consideraría retirar a los militares de la lucha anticrimen, pues no tendrían cobertura legal.

  Tiene razón en lo que respecta a la cobertura legal, pues la han solicitado por años, pero no tiene razón al amagar con el regreso de militares a los cuarteles, pues, el mismo lo dijo, esa sería una decisión irresponsable que, al fin de cuentas, no le corresponde a él.

 

 

Sí, la Federación como suplente
Adiós, sistema anticorrupción
Embajadas, sin candil en la calle 

  Ayer, en el auditorio del Colegio Militar, se celebró la reunión de todo el aparato gubernamental que participa en las tareas de seguridad de la República, convocado para escuchar a quienes conducirán la estrategia.

  Habló el Presidente de la República, quien detalló los fundamentos de la nueva estrategia, los mismo planteados durante su campaña, pero también advirtió de los errores de la estrategia de sexenios anteriores.

  Volvió a señalar como objetivo el combate a los delitos que más afectan a la población: los delitos del fuero común, los cuales, vale apuntar, hasta ahora han sido responsabilidad de los gobiernos estatales.