Café Político

 

 

Estancias: ideológica, su clausura
Educación, fulminado el INEE
Calificadoras, el que se ríe…

   Se alega desde el gobierno de la República de “irregularidades” en la operación de las estancias infantiles y, hasta con cierta exasperación, se advierte de futuras revelaciones sobre cómo se desviaban los recursos.

   El argumento ha sido débil, pese a todo, ante el reclamo de más de 300 mil madres de familia por lo que en los hechos es la desaparición del programa de estancias infantiles que, pese a todo, funcionó durante doce años.

   Resignémonos, la razón ideológica por la cual desaparece el programa ya la escribió el fin de semana el presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados Porfirio Muñoz Ledo y es “cancelar intereses particulares en servicios que son obligación del Estado”. Tan, tan.

 

 

¿Qué hacer con las tierras de nadie?
¿Transparencia contra debido proceso?
La emergencia de Trump: ¿y ahora?
 

   Mientras se discute y, a veces, se divaga en los foros senatoriales, en varias regiones de la República parece prevalecer el poder de las bandas criminales sobre el poder del Estado, los gobernadores acudieron al Senado a respaldar la reforma para crear la Guardia Nacional.

   Mandatarios de distintos partidos respaldaron la Guardia Nacional, quizá porque la situación en la República es tal que no hay tiempo para poner en prácticas las fórmulas idealizadas concebidas desde los cubículos académicos.

   Y, quizá, porque saben que, como dijo el gobernador campechano Alejandro Moreno Cárdenas, lo que hace falta es unificar esfuerzos para combatir la inseguridad. Tiene razón, no hay tiempo para disquisiciones.

 

 

Los límites de la austeridad republicana
El colmo sería que se tribalice el PRI
Contra los derechos de líderes sindicales

   Paciencia, apenas cumplen 76 días en el gobierno, casi once semanas de iniciado el sexenio, tiempo que en todas las dependencias y entidades del gobierno federal ha sido empleado en hacer drásticos recortes de personal. Nada de bisturíes, sólo machetazos.

   Así ha ocurrido siempre que hay cambio de gobierno, es cierto, pero esta vez el Presidente de la República ha hecho el leit motiv de su administración tener menos personal, para así disponer de más recursos para sus programas sociales.

   Dicen que el Jefe del Ejecutivo Federal va en serio; pero como se dijo al principio, paciencia, cuando ya se asienten en las oficinas, ya notarán los funcionarios que de pronto no tendrán personal para hacer todo lo que les exigen. Y verán que, como siempre, la realidad impondrá límites a la proclamada austeridad.