Café Político

 

 

Contra huachicoleros, próxima semana
Duros interlocutores en el sector privado
Un video más del asesinato de Colosio 

   Aceptó el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana Alfonso Durazo que en varias entidades de la República se vive una grave situación de inseguridad y, de paso, reveló que ya se han desplegado 50 mil policías militares, policías navales y policías federales a lo largo y ancho de México.

   Reconoció la amenaza que representa la violencia de las bandas criminales dedicadas al robo de combustibles, los llamados “huachicoleros”, responsables de muchos asesinatos y hasta con base social en muchas comunidades.

   Aseguró que la semana próxima se dará a conocer la estrategia que se empleará para combatirlas, quizá a partir de las experiencias del hoy encargado del despacho de la PGR, Alejandro Gertz Manero, quien enfrentó el problema durante la administración de Vicente Fox.

 

 

Obligado a reconsiderar, señor Presidente
CDMX: ¿qué tan tolerante será el gobierno?
Por “garantismo”, se avala chantaje sindical

   Llevamos tres conferencias de prensa del Presidente Andrés Manuel López Obrador y en dos ocasiones se ha vulnerado la seguridad y se han colado personas fingiendo ser periodistas para hablarle directamente de asuntos que a ellos conciernen.

   Incidentes inofensivos, dicen en Palacio Nacional, sí, pero pudieron no serlo. En unas semanas sumarán miles las personas que serán despedidas, por angas o mangas, del aparato del gobierno federal, a muchos el despido les arruinará la vida.

   ¿Quién asegura que entre esos miles no haya alguien que pierda el control? El Presidente López Obrador dijo que ya no se pertenece. Pues por eso no puede hacer lo que quiera. Más allá de sus personales deseos está la responsabilidad de la integridad de la investidura.

 

 

 

Riesgosa devoción de Germán Martínez
¿Qué quieren del Banco de México?
¿Cuál será la política laboral?

   Al asumir la dirección del Instituto Mexicano del Seguro Social, Germán Martínez, lanzó severa crítica de las condiciones del instituto, sin entrar en detalles, lo cual permite suponer que, como otros, intenta revelarnos los secretos del agua tibia.

    Es una realidad que el IMSS tiene viabilidad financiera por cuando menos una década, lo cual no implica reconocer las limitaciones de infraestructura a que se refirió el flamante titular.

   Sin embargo, tiene que ser precavido, pues en su afán de probarse como fiel seguidor de la 4T, podría alterar parámetros financieros. Sería imperdonable que, para acreditarse como devoto, el titular del IMSS jugara con el futuro del Instituto.