Café Político

 

 

No es inflexible la doctrina Estrada
Sin reglas, beneficios fiscales fronterizos
¿Habrá otra embestida de migrantes?

   A las presiones por el caso de Venezuela, el gobierno de México considera que la Doctrina Estrada le obliga a no intervenir en los asuntos de otras naciones, como lo declaró el Presidente López Obrador y lo respaldaron miembros de su gabinete y de su partido.

   Sin embargo, contraria a la inflexible interpretación resultante de las declaraciones del líder del Senado y la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polenvsky, hay antecedentes que muestran que ante ciertas realidades la Doctrina Estrada puede ser flexible.

   Hay ejemplos: lo fue cuando México rompió relaciones con la dictadura de Anastasio Somoza en Nicaragua, cuando rompió con la dictadura de Augusto Pinochet en Chile y en esa luminosa etapa que fue para la diplomacia mexicana el Grupo Contadora.

 

 

Sesenta días, sesenta, les dijo Mario Delgado
Declaraciones patrimoniales, ¿exageración?
SER: clave para diversificar mercados

   Votaron diputados y senadores de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para que los días 16 y 17 del presente enero se efectúe un período extraordinario en ambas Cámaras para discutir la reforma constitucional que crea la Guardia Nacional y la designación del Fiscal General de la República.

   Particularmente en el tema de la Guardia, el coordinador de los diputados morenistas Mario Delgado hubo de explicarles que la iniciativa, aún aprobada, tendría que ser aprobada por una mayoría de Congresos locales.

   Casi con manzanitas explicó que, conseguido eso, todavía tendrían que elaborar una ley reglamentaria, porque, les advirtió Delgado: sin ley reglamentaria no podrá operar legalmente la Guardia Nacional. Sólo tenemos sesenta días, dijo.

 

 

Guardia, la reforma no es trámite
Záldivar, sabrán de qué está hecho
ISSSTE: ¿cuándo estará rebasado? 

   Cuando se hizo el reclutamiento para policías federales se recorrieron escuelas de educación media superior. Se ofreció salario inicial de 12 mil pesos y prestaciones, pero había partida legal en el presupuesto.

   En el caso de la convocatoria anunciada para reclutas para la Guardia Nacional no se ofrecen incentivos, porque la realidad es que no puede haber partida presupuestal para una institución que constitucionalmente no existe.

   Vale recordarle al gobierno federal que, sin aprobar la reforma constitucional, la Guardia no tiene sustento legal, menos ley reglamentaria. Y que están obligados a respetar el marco legal, al menos eso juraron al protestar sus cargos.