Café Político

 

 

La CRE y la fría mano del poder
Nuevo intento para atraer a la IP
A prueba el PRI, por la Guardia 

    En Palacio Nacional, después que el Presidente Andrés Manuel López Obrador descalificó a todos los organismos autónomos, por el tema de lo que consideró un reto del titular de la Comisión Reguladora de Energía, la maquinaria se puso en marcha.

   Los titulares de la Secretaría de la Función Pública Irma Eréndira Sandoval y el de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, anunciaron sendas investigaciones de Guillermo García Alcocer, sin denuncias, solo por el dicho presidencial.

   García Alcocer ha pedido hablar con el Presidente. Tarea inútil, pues, aunque lo recibiera, lo oirían, no lo escucharían. Ya su suerte fue decidida por la mano fría e implacable del Poder presidencial, un poder como el de antes.

 

 

Estancias: ideológica, su clausura
Educación, fulminado el INEE
Calificadoras, el que se ríe…

   Se alega desde el gobierno de la República de “irregularidades” en la operación de las estancias infantiles y, hasta con cierta exasperación, se advierte de futuras revelaciones sobre cómo se desviaban los recursos.

   El argumento ha sido débil, pese a todo, ante el reclamo de más de 300 mil madres de familia por lo que en los hechos es la desaparición del programa de estancias infantiles que, pese a todo, funcionó durante doce años.

   Resignémonos, la razón ideológica por la cual desaparece el programa ya la escribió el fin de semana el presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados Porfirio Muñoz Ledo y es “cancelar intereses particulares en servicios que son obligación del Estado”. Tan, tan.

 

 

¿Qué hacer con las tierras de nadie?
¿Transparencia contra debido proceso?
La emergencia de Trump: ¿y ahora?
 

   Mientras se discute y, a veces, se divaga en los foros senatoriales, en varias regiones de la República parece prevalecer el poder de las bandas criminales sobre el poder del Estado, los gobernadores acudieron al Senado a respaldar la reforma para crear la Guardia Nacional.

   Mandatarios de distintos partidos respaldaron la Guardia Nacional, quizá porque la situación en la República es tal que no hay tiempo para poner en prácticas las fórmulas idealizadas concebidas desde los cubículos académicos.

   Y, quizá, porque saben que, como dijo el gobernador campechano Alejandro Moreno Cárdenas, lo que hace falta es unificar esfuerzos para combatir la inseguridad. Tiene razón, no hay tiempo para disquisiciones.