Café Político

 

 

Gobierno: ¿elefante o portaviones?
Se inició oootra guerra a largo plazo
CNTE: no quiere buena imagen

   En Sinaloa, el Presidente Andrés Manuel López Obrador explicó que “en seis meses el gobierno estará en plena marcha”, afirmación que hoy, en la conferencia mañanera, pareció aclarar al calificar el gobierno como “elefante reumático”.

   Con esa expresión, sin duda, nos explica que la nueva administración se encontró con una estructura del gobierno federal de tal dimensión que no es tan fácil como se creyó hacerla cambiar de rumbo.

   Quizá el Secretario de Marina les podría explicar que siempre es más fácil cambiar de rumbo a una lancha rápida que a un portaviones y que, ya en las analogías, la administración de una nación de 125 millones de habitantes bien puede compararse con un portaviones.

 

 

Michoacán: punto de inflexión
Venezuela: a prueba el temple de México
El paro maquilador en Tamaulipas 

   Como todos los pleitos políticos, el juego de vencidas entre el Gobierno de la República y el gobierno de Michoacán, con su secuela de graves daños económicos por los bloqueos de la CNTE que amenazan con paralizar económicamente al occidente de México, bien puede ser un punto de inflexión para la administración lopezobradorista.

   Se entiende, aunque no se justifica, que, ante la provocación, el gobierno de la República optó por no intervenir en el conflicto magisterial michoacano, lo cual ha sido interpretado por la CNTE como licencia para apretar como sea.

   Aún no se avizora como se resolverá el conflicto político que amenaza con dañar seriamente la confianza del sector privado en el gobierno federal. Por eso, de cómo se resuelva el conflicto magisterial y los bloqueos ferroviarios, se evaluará la eficiencia de un gobierno que apenas empieza.

 

 

¿En serio nos deja solos Gobernación?
El desabasto y la Güera Rodríguez
TRIFE: a prueba su nuevo presidente 

   En Michoacán, la CNTE no se conforma conque manden dinero para pagarles, alegan que no satisfacen sus demandas administrativas y políticas, por lo que reforzarán los bloqueos que asfixian económicamente al Occidente de la República.

   O sea que van por más. Pero, a pesar de todo, la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero nos dice que no meterán a la fuerza pública para quitar los bloqueos en las vías ferroviarias de Michoacán.

   Aunque dijo que hay afectaciones gravísimas, el gobierno seguirá en el diálogo y agrego: “si obstruyen las vías por que les deben, pues que les paguen”. En pocas palabras, a los ciudadanos nos dejan indefensos. Cosa de principios, supongo.