Café Político

 

 

Los nuevos debates presidenciales
¿La verdad? No sabemos quién espía
Piden seguridad dos presidenciales 

  El próximo domingo, al celebrarse el primero de los tres debates entre los aspirantes a la Presidencia organizados por el INE, se pondrá a prueba un formato que, presuntamente, los hará menos acartonados.

   Para moderarlos han sido escogidos tres periodistas, Denisse Maerker, Azucena Uresti y Sergio Sarmiento, los cuales, según las reglas, podrán interrumpir alguna perorata con la cual un aspirante intente eludir una pregunta.

  Estarán a prueba los cuatro candidatos y la candidata, por supuesto, pero también los moderadores lo estarán, porque de su desempeño depende que luego, en los posdebates no se vuelvan blanco de críticas porque alguien, delirante, pone en duda su imparcialidad.

 

 

Aeropuerto, ¿lo decidirá la elección?
En CDMX, disputan por las estructuras
Protección para los ex presidentes 

  La defensa que hizo el ingeniero Carlos Slim de la obra del nuevo aeropuerto se confronta con la ofensiva mediática emprendida por Andrés Manuel López Obrador para detener el proyecto.

  Sabe el candidato presidencial de Morena que nadie mandó al ingeniero Slim a dar su conferencia de prensa. Claro que defiende sus intereses, igual que lo hace el tabasqueño. ¿Se volverá una lucha de vencidas?

  Podría ser, si la obra del aeropuerto se vuelve el leit motiv de la campaña de López Obrador, quien en la discusión podría irse cancelando opciones y, entonces, si hay o no nuevo aeropuerto dependerá del resultado de la elección presidencial.

 

 

Aliados que son lastre, don Andrés
Descubrimiento tardío de las ONG
No hay real propuesta de seguridad 

  Es posible que sea cierto, como afirma Andrés Manuel López Obrador, que es falsa la acusación de José Antonio Meade al señalar al candidato presidencial de Morena de haber enviado porros de la sección 22 de la CNTE a reventar un evento priísta.

  A estas alturas de la elección López Obrador no tiene necesidad de sabotear los eventos priístas, es cierto, pero también lo es que el tabasqueño ha arropado a los dirigentes gánsteres de la sección 22 para mantener acotados a los oaxaqueños.

  Se entiende que es la hora de sumar votos, pero también con su ventaja en las encuestas, deba preguntarse López Obrador si no llegó la hora de decidir cuáles aliados restan, en lugar de sumar.