Café Político

 

 

T-MEC: ¿vive la difference?
¿Ganó el poder el radicalismo?
¿Cómo cuida la FGR de los suyos?

   La pregunta alcanza a la Secretaria del Trabajo y Previsión Social Luisa María Alcalde, quien, en el período de transición, cuenta Pepe Ureña, opinó que “sería bueno que Estados Unidos vigilara la democracia en los sindicatos mexicanos”.

   Válida también para el subsecretario de Relaciones Exteriores Jesús Seade que opina que Estados Unidos tiene razón en desconfiar, porque en el pasado no hemos cumplido con compromisos en materia laboral.

   Pregunta Trey Kovacs, del Competitive Enterprise Institute como se exigen a México reformas laborales que dan a los sindicalizados mexicanos derechos que no tienen los trabajadores sindicalizados de Estados Unidos. Por eso vale preguntar: ¿vive la difference?

 

 

Riesgo del gambito con seguridad
CDMX: ¿congreso descontrolado?
T-MEC: “it´s the unions, stupid”

   En el ajedrez, existe el gambito, lance que, según el diccionario, consiste en sacrificar al principio de la partida algún peón u otra pieza, para lograr una posición favorable. Eso pareció iniciarse ayer en la mañanera que tuvo como tema la seguridad.

   No es un cambio de narrativa, menos un cambio de estrategia, sólo el aprovechar el estilo personal del Presidente Andrés Manuel López Obrador para subrayar las fallas de los gobernadores de oposición.

  No madrugar, se dijo, es negligencia. Jugada políticamente brillante, pero lleva la estrategia de seguridad al carril de la política y el riesgo es que ese carril conduce a descuidar la primera obligación de cualquier Estado: proteger vidas y bienes de los gobernados.

 

 

Por no entender, enredos del T-MEC
Litio, grave riesgo de desperdiciarlo
Sigue mocha la reforma de justicia 

   En Estados Unidos, solo senadores y diputados tienen la facultad de presentar iniciativas de ley, el Presidente no puede hacerlo. Además, el proceso legislativo no sólo es distinto, es más prolijo y detallista.

   Es posible que esa diferencia entre procesos legislativos haya llevado a la enorme confusión que envolvió al gobierno federal, a la oposición, a medios de comunicación y un influyente sector de la opinión pública.

  Nada que no hubiera impedido una buena asesoría en los altos niveles del gobierno de México; pero está prohibido tener asesores. Entonces, a todos repitámosles el viejo dicho de Cantabria: tú te lo quieres, fraile mostén, tú te lo ten.