Café Político

 

Otra estrategia de seguridad, ¿cuál?
Asamblea: gran carga sobre la CNOP
México: ¿muy chico el andamiaje institucional?

  Se multiplican las voces que afirman que las estadísticas del INEGI sobre delitos prueban que ha fracasado la estrategia de seguridad empleada para combatir a las bandas del crimen organizado y no organizado.

  Quizá tengan razón los expertos, pero a la realidad se le confronta con políticas públicas y hasta ahora los críticos no ofrecen una estrategia distinta que sea viable, realista.

  Quizá, como dicen, la legalización de las drogas sería alternativa, pero ¿cómo enfrentar la multiplicación de secuestros, extorsiones y asaltos que seguirían? ¿Y las consecuencias geopolíticas? Ante la realidad no valen fantasías.

 

TLCAN: Canadá ya pintó su raya
Anular elecciones contradice a votantes
Todos quieren un cambio, ¿a dónde?

  Desde que se iniciaron las pláticas del TLCAN, hace ya 27 años, Brian Mulroney, ex primer ministro, advirtió a Trudeau, el padre del actual ministro canadiense, que no cediera, que insistiera en evitar que las cortes estadounidenses resolvieran eventuales controversias comerciales.

  Ese fue el artículo 19, que creó paneles binacionales. Ayer, el gobierno de Canadá “filtró” al diario “Globe and Mail” la información que, si los negociadores de Estados Unidos insisten en eliminarlo, Canadá se levantará de la mesa de negociaciones.

  Así, los canadienses, extraoficialmente, pintan una raya roja que no cruzarán. Algunos quisieran que México dijera cuál es la suya. Lo mejor será que, como ahora, no la revelen. Eso también es parte del “art of the deal”.

 

Inevitable, la política, al hablar del TLC
¿Cuauhtémoc al frente del Frente?
¿Ilusorio tener políticas transexenales?

  Se empiezan a alinear los equipos gubernamentales y los del sector privado para las negociaciones del 16 de agosto para “modernizar” el TLCAN. Mientras, se lanzan declaraciones que apenas son escaramuzas iniciales.

  Así debe interpretarse lo dicho por personalidades del sector empresarial que recomiendan que las pláticas en Washington por el TLCAN “no se politicen”. Vana ilusión.

  El TLCAN es un acuerdo comercial, pero al involucrar un complejo entramado de intereses de sectores muy diversos de las economías mexicana, norteamericana y canadiense, es ineludible que la negociación involucre factores políticos.