Café Político

 

 

SHCP: ¿la hora de los especialistas?
Sin castigo en Hospital de Pemex
Eventual impunidad en Chihuahua

   La epidemia del coronavirus hizo que las decisiones de cómo afrontarla sea asunto de los especialistas del sector salud, decisiones del Presidente Andrés Manuel López Obrador probarán su eficacia.

   Las repercusiones económicas de la epidemia y de la desafortunada coincidencia del estallido de una guerra petrolera global generan presiones no previstas sobre las finanzas de la República, no sólo sobre las finanzas públicas.

   Uno se pregunta si, una vez dejadas a salvo las prioridades sociales del Gobierno de la República, no habrá llegado el momento de que también los asuntos hacendarios y financieros se dejan en manos de los especialistas. Conste, es pregunta.

 

 

Nadie desea el fracaso del Presidente
Los efectos económicos del Covid 19
Constitucionales, prestaciones de la 4T

   Sorprende que un político pragmático y habilidoso como el Presidente Andrés Manuel López Obrador enfoque desde la confrontación a las más simples expresiones de desacuerdo con alguna de sus políticas.

   Sorprende que un político de su experiencia tome en serio las tontas declaraciones aisladas que pretenden hacerle responsable por los efectos de la crisis petrolera y hasta de la epidemia de coronavirus.

   Con todo respeto, esas tonterías deben ser ignoradas, pues sólo los estúpidos pueden desear que su gobierno fracase. La realidad es que nadie lo desea, porque a nadie le conviene sea que eso ocurra.

 

 

SHCP: contra los males, los bienes
Bloqueos: ¿quién paga las pérdidas?
El misterio del hospital de Pemex

   Hizo el Secretario de Hacienda Arturo Herrera el recuento del arsenal de recursos con que cuenta México para hacerle frente a la tormenta creada por la guerra petrolera y la epidemia del coronavirus. No son pocos.

   “Una deuda a largo plazo, líneas de crédito firmadas para cualquier urgencia y la existencia de fondos para absorber los choques a lo largo del año, los fondos de estabilización” y la cobertura para proteger los ingresos petroleros.

   Evitaremos lo que el dirigente de la CCE Carlos Salazar llama “la tormenta perfecta” si su duración no pasa de algunos meses. Por ahora, se utilizan recursos que, pese a todo, dejaron ahí los gobiernos anteriores.