Café Político

El gran dilema de López Obrador
TLC: también México envía mensajes
Anaya maniobra para las alianzas

  El dirigente nacional de Morena Andrés Manuel López Obrador habrá de resolver la noche de la elección de gobernador del Estado de México un dilema, de cuya resolución dependerá el ambiente de su tercera campaña por la Presidencia.

  En caso de una eventual derrota de su candidata a gobernadora del Estado de México, tiene la opción de hacer un millón de acusaciones de fraude y luego impugnar ante las autoridades electorales. Sería la opción institucional.

  Siempre está la otra opción, de optar por manifestaciones y bloqueos, siempre en riesgo de salirse de control y tornarse violentos. Sabe que, aunque “no rompa ningún vidrio”, la vía de las protestas callejeras le dañará en la campaña presidencial. Y, quizá, le costaría votos y una tercera derrota.

El colmo, niegan la transición democrática
Un gobierno contra los partidos, ¡cuidado!
¿Cómo sería un frente amplio para 2018?

  Ahora resulta que, arrebatados por la fobia ideológica, hay quienes niegan que en México ya ocurrió la transición democrática, lo cual sólo puede calificarse como un despropósito.

  Hay personajes relevantes de las organizaciones de la sociedad civil cuyo desencanto quizá se deba a que nunca han leído el consejo que daba don Manuel Gómez Morín: para no desilusionarse, no hay que ilusionarse demasiado”. Y creyeron que la democracia era la panacea.

  Sus agrias críticas ignoran lo escrito por José Woldenberg, quien escribió hace poco sobre los daños colaterales resultantes de la transición democrática y el jolgorio de corrupción por los novedosos márgenes de libertad a tantos actores políticos, económicos y sociales.

 

Edomex: impugnaciones, la esperanza
Cábalas sobre la Asamblea del PRI
La contaminación somos todos

  A 10 días de la elección de gobernador del Estado de México se multiplican quejas, denuncias e impugnaciones de los partidos políticos, algunas de las cuales ya han sido presentadas a la autoridad electoral.

  La ventaja del candidato del PRI Alfredo del Mazo, afirman los que saben, bien puede ser hasta hoy de cinco puntos, lo cual calcula la oposición le dará margen para impugnar la elección ante la autoridad electoral y luego ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

  El sistema electoral fue diseñado para encauzar las inconformidades y permitir que fueran los tribunales quienes impidieran conflictos políticos. Y así se abrió una brecha para las impugnaciones, algunas de ellas verdaderas ocurrencias.