Café Político

 

Mantiene vitalidad la Constitución
La vital unidad desata ambiciones
¿Conviene la dispersión del poder?

  Al conmemorar el centenario de la promulgación de la Constitución de 1917, se conmemora el pacto social, el reto de las aspiraciones contenidas en su texto y de intentar hacerlas realidad.

  De alguna manera lo explicó el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Luis María Aguilar al hablar de la vitalidad que mantiene al adecuarse a la realidad del siglo 21.

  En Querétaro, demostró la vitalidad de la Nación y, a riesgo de sonar anacrónico, que, con diferencias y contradicciones, se mantiene la capacidad para que la República pueda reunirse a ratificar el pacto social del 17.

 

Por fin, Videgaray tiene interlocutor
Centenario de la Constitución del 17
Bienvenida la serenidad de Guajardo

  Ayer ocupó Rex Tillerson, ex CEO de Exxon Mobil, la Secretaria de Estado norteamericana. Llegó con un discurso de unidad en una dependencia donde casi todos los funcionarios son de carrera.

  Ya conversó telefónicamente con el titular de Relaciones Exteriores Luis Videgaray, acordaron reunirse en fecha próxima con lo cual se establece el puente institucional para la relación bilateral.

  Su tarea será vital, pues según Kissinger son quienes discuten, negocian, antes de reunir a los Jefes de Estado. Sin acuerdos previos, es un grave riesgo sentar a discutir a dos Jefes de Estado, riesgoso como cualquier confrontación de egos.

 

La normalidad de los pactos entre partidos
En marcha, ofensiva contra Moreno Valle
Seguridad interior: el prejuicio perredista

   Se ha armado revuelo por una versión, negada por el dirigente nacional del PAN Ricardo Anaya, sobre un imaginario acuerdo político con el gobierno, con miras a la elección presidencial.

  Airada la reacción de un sector de la opinión publicada, pues, llevados por sus congénitos prejuicios, les parece injusto que puedan pactar partidos para ganarle a Morena en la elección presidencial.

  Aún si fuera cierta la versión, ¿cuál sería la diferencia con los pactos entre el PRD y el PAN para ganar gubernaturas? Ninguna, pero es la doble medida de quienes ya están convencidos del “destino manifiesto”.