Café Político

 

PRD: especulaciones erróneas
China: tropezar con la misma piedra
2018: ¿destino manifiesto? ¿de verdad?

  La reunión de gobernadores perredistas – más el quintanarroense invitado-, ha sido interpretada como una maniobra contra la dirigente nacional del PRD Alejandra Barrales y contra el jefe de gobierno de la Ciudad de México Miguel Ángel Mancera.

  Sin embargo, habría que tomar en cuenta que las eventuales aspiraciones de los mandatarios estatales dependen del capital político con que contribuyen en momentos no fáciles para su partido.

  Sería darse un tiro en el pie ir contra el doctor Mancera, pues es quien cuenta con suficiente capital político - más que los reunidos juntos-, capital político que da cierta esperanza de resistir el abordaje de Morena.

 

¿Cómo entender a Donald Trump?
Banxico y SHCP: visiones distintas
Proponen aumentar el salario mínimo 

  Hay preocupación por los eventuales daños a México por los cambios que pretenda al TLC el Presidente Electo de Estados Unidos Donald Trump, quien sólo ha esbozado qué clausulas querría modificar.

  Desde su triunfo en la elección del pasado 8 de noviembre ha demostrado que no cambiará su comportamiento excéntrico, lo cual lo hace impredecible, pues disfruta sorprender.

  Antes de negociar con él, bien haría el gobierno mexicano en formar un equipo de sicólogos, el cual haría un diagnóstico de su personalidad y comportamiento y luego propondría opciones acerca de cómo tratar con él.

 

Edomex: epidemia de calentura
Trabajadores temporales, opción en EU
Energía: no aceptar intermediarios 

  Curioso, pese a la modernidad, las maniobras de partidos y políticos con miras a la elección de gobernador del Estado de México se realizan a la antigua, en los medios de comunicación.

  Se multiplican las encuestas, las promociones y las descalificaciones. Es evidente que para los partidos es fundamental el triunfo en la elección mexiquense, como preámbulo de la elección presidencial.

  La lista de presuntos aspirantes priístas es cada día más larga. A muchos se les enchina el cuero por la emoción. Alguien debe recordarles que la decisión será pragmática. Y repetirles aquello de Gustavo Carbajal: “… no se calienten, granizos…”