Café Político

 

 

Seguridad: la sencilla receta morenista
¿Crimen de Estado contra normalistas?
Marxismo, ¿era cristianismo medieval?

   Esta semana irá de gira el Presidente Andrés Manuel López Obrador a Guanajuato, Jalisco y Colima, tres entidades con problemas de seguridad, pero también tres entidades no gobernadas por Morena, el partido fundado por el Presidente.

   ¿Cuál es el objetivo de las giras por estos tres Estados? Dejar sentir la presencia del Presidente, dijo esta mañana el inquilino de Palacio Nacional. Y quizá replicar la fórmula clave contra la inseguridad descrita por el morenista Cristóbal Arias.

    La inseguridad se resuelve con una buena coordinación federal y estatal, dijo el senador michoacano. Ocioso explicar que la coordinación es letal para la criminalidad cuando el gobernador es de Morena. ¡Eureka!

 

 

Contra crisis, la guerra relámpago
Las dos caras de la justicia de la 4T
SEP y el angustiante dilema de Hamlet

   “Blitzkrieg” concepto de guerra relámpago empleada por los alemanes en la Segunda Guerra Mundial, conseguía conmocionar y desorganizar al enemigo, dejándolo imposibilitado para defenderse eficazmente.

   Los casos de César Duarte, Emilio Lozoya, el asesinato de los normalistas de Ayotzinapa, apenas unas pocas piezas de la blitzkrieg electoral y propagandística para aturdir a la opinión pública y a la oposición.

   ¿Objetivos? Uno, que el Presidente López Obrador influya en la elección, sin figurar en la boleta; otro, que la cortina de humo de los escándalos, bien administrados, distraiga de las graves crisis sanitaria y económica, lo cual será más que difícil.

 

 

Discretos ajustes a políticas de la 4T
Candidatos en Morena, a la antigua
Woldenberg: desencanto democrático

   Ominosos pronósticos en Banco de México sobre la crisis económica -hasta de dos dígitos-, empieza a resultar en discretos ajustes, callados cambios de rumbo de políticas del Gobierno de la República.

   Incierta la profundidad de la crisis y su duración, obliga a empujar la iniciativa de “ingreso mínimo vital”, para evitar un costoso desgarramiento del tejido social, electoralmente oneroso.

   En el sector de aerolíneas, dice la SCT que la banca de desarrollo “apoyará” créditos para sortear las dificultades, una suerte de aval oficial. Así, poco a poco, se mueve el timón. Bien dicen, la necesitad tiene cara de hereje. Más si es necesidad electoral.