Café Político

 

Se juega la PGR su credibilidad
TLCAN: caja de cristal para la IP
Quieren cambiar al INE, ¿en serio?

  Es el Procurador General de la República Raúl Cervantes un abogado brillante, pero, sobre todo, es un hombre honorable, razón por la cual tendrá que supervisar personalmente el trabajo de quienes están a cargo del caso del ex gobernador veracruzano Javier Duarte.

  Ya sabrá que tienen hasta el sábado para asegurarse que se integre un equipo que, sin cambios ni relevos, sea el que conduzca todo el proceso en contra del ex mandatario.

  Lo ocurrido ayer en la primera audiencia ante el juez de control revela que su personal vio el caso como cualquiera otro. Y no, no es un caso de rutina, es uno en el que se juegan la credibilidad no sólo de la PGR, también la del Procurador y la del régimen.

 

El arte de negociar en el TLCAN
Los reclamos partidistas al INE
Aquel enojo de Zedillo con la CFE

  Envió el representante comercial de Estados Unidos Robert Lighthizer a su Congreso los lineamientos que seguirá en las negociaciones del TLCAN con México y Canadá, no muy distintos al discurso de campaña de Trump.

  En las circunstancias actuales no puede ser de otra manera, aunque muchos, aquí y allá confían en que en las pláticas prevalezca la racionalidad, lo dicho ayer por el señor Lighthizer augura dura tarea para los negociadores mexicanos.

  Si, como dice, el objetivo de las pláticas se reduce a buscar reducir el déficit comercial norteamericano, sudarán la camiseta los mexicanos, pero también deben estar dispuestos a levantarse de la mesa. Sólo así los respetará el autor del “arte de negociar”.

 

Ruiz Massieu hace retrato hablado
Hoy, el primer round por Coahuila
Gabinete: los sudores de siempre

  A poco más de tras semanas de la Asamblea Nacional del PRI, siguen agitados los ánimos. Nada nuevo, sólo que ahora son, digamos, menos discretos los priístas en ventilar sus cuitas.

  Por lo pronto, en reciente entrevista, la secretaria general del CEN Claudia Ruiz Massieu expresó su confianza en que cuando lleguen a la Asamblea se habrán ventilado satisfactoriamente los potenciales conflictos.

  Hasta hizo un retrato hablado del eventual candidato: “alguien con identidad partidista y con el proyecto político del partido, pero, sobre todo, con una hoja de servicios intachable”. Cada quien hará su propia interpretación.