Café Político

 

Ochoa Reza: ¿cómo lidiar con los PRI?

¿Despolitizar el Sistema Anticorrupción?

Los gobernadores tras el Presupuesto

 

  A estas alturas debe tener claro Enrique Ochoa Reza que el PRI no es monolítico, que su tarea es coordinar a 32 PRI estatales, algo que ni sus adversarios tienen claro, pero los priistas sí.

  La clave para dirigir al PRI ha sido siempre la negociación que permite integrar cada seis años para ir con un candidato común a las elecciones presidenciales.

  El reto, entonces, es que su narrativa sea el reflejo de una idea colectiva, un candidato con quien tienen que estar de acuerdo todos los PRI. Si no, se corre el riesgo de una diáspora electoral.

 

PAN: lo que quiere es Coahuila

Anticorrupción: la primera pieza

En el tablero de diseño la Constitución CDMX

 

  Dentro de 28 días arranca el proceso formal de las elecciones de Coahuila, en las cuales se elegirá gobernador, alcaldes y Congreso local. Esta vez el panismo calcula que tiene grandes posibilidades de alzarse con una victoria.

  Tal parece que el dirigente nacional Ricardo Anaya arma con los panistas coahuilenses una estrategia que les haga ganar cuando menos una de las tres elecciones de gobernador de 2017.

  Tal giro en la estrategia quizá obedece a que el PAN ha concluido que tiene más posibilidades de ganar Coahuila que de superar las dificultades que tendría ganar la gubernatura del Estado de México.

 

 

No enredemos el caso Padrés
México Evalúa advierte a NL
El síndrome del imperialista

 

  Se anuncia que la PGR ha solicitado a un juez una orden de aprehensión contra el ex gobernador sonorense Guillermo Padrés. O sea, todavía no se expide, hasta que el juez decida podrá procederse contra el ex mandatario.

  Los abogados del panista reaccionan y anuncian que un juzgado concede un amparo contra una orden de aprehensión. El amparo provisional, de rutina. O sea, todavía no se concede.

  En esa etapa está el caso contra el señor Padrés. Aún no se autoriza la orden de aprehensión, ni tampoco hay amparo. Hay muchos impacientes, pero el debido proceso tiene sus tiempos, tiene sus etapas. Eso es Estado de Derecho.