Café Político

Edomex: prisas, nervios y angustia
SHCP: toda iniciativa debe financiarse
Reforma Educativa: ¿y después del 18?

  Restan quince días de campaña en la elección de gobernador del Estado de México. Y la tensión empieza a calar el temple de candidatos y partidos, un temple que será indispensable para quienquiera que gane los comicios del 4 de junio próximo.

  Hay prisa en el priísmo que, ya reagrupado, busca lograr que se confíen sus cuadros, militancia y aliados. Los nervios de los morenistas están a flor de piel, pues ya no están seguros que sea suficiente con el carisma de su dirigente.

  En el PAN y el PRD la angustia es tal que ya hablan de una “alianza de facto” que sume votos panistas al perredista Juan Zepeda. Apuesta riesgosa que se parece más a un último y desesperado recurso.

TLC: A Trump le entró la prisa
ONG: ¿facultades metaconstitucionales?
Contra violencia, paz, hermano lobo

  Desde hoy hasta septiembre arreciarán las declaraciones provocadoras del gobierno de EU sobre el TLC, pues es el estilo de negociar de la Casa Blanca y, aunque lo niegan, tienen prisa por revisar lo que llaman “la modernización” del acuerdo.

  Les preocupa que las pláticas se empalmen con la campaña presidencial mexicana, pero también con las elecciones legislativas norteamericanas, en las cuales se renueva toda la Cámara de Representantes y un tercio del Senado.

  Si los negociadores mexicanos arman un buen plan de campaña, esa prisa norteamericana puede ser una ventaja. Lo importante es no dejarse entramar por las provocaciones y mantenerse serios y firmes. El sabio consejo de Kalimán.

Los videos: ¿quién se beneficia?
Sistema Penal: posible un ajuste
Candidatos, sin respeto por la ley

  Quien esto escribe confiesa no haber visto completos los videos que han provocado una estampida hacia la corrección política que, a priori, exigen condenar a los militares por cualquiera acción sospechosa.

  Como sea hay quienes preguntan de quién son las cámaras colocadas en un lugar estratégico de una población integrada cuando menos al comercio de combustible robado, pues se explica que no son del municipio. Quién las colocó difundió los videos en redes sociales.

  Es tanto el escándalo de los “bleeding hearts” que debían hacerse la clásica pregunta de las viejas novelas policíacas: ¿A quién beneficia el affaire de los videos poblanos?