Café Político

 

 

Mensaje contradictorio, las giras
¿Y los sindicatos del IMSS y el ISSSTE?
Tómenle la palabra a Ramírez Cuéllar

   Con o sin razón, el Presidente Andrés Manuel López Obrador antepone a sus prioridades políticas y anda de gira. Nada evitará que la gente concluya que ya no es tan grave la pandemia y salga más rápido de lo que quisiera el doctor López Gatell.

   Aunque repelen progresistas y conservadores, en México es inmenso el peso de la imagen del Presidente de la República y muchas veces determina conductas. Así que, como dijo Reyes Heroles: acuérdense en qué país nacieron.

   Al respecto una inteligente abogada me dijo que eso lo dijo Reyes Heroles hace cuarenta años, que los tiempos han cambiado. Si, los tiempos han cambiado, pero la condición humana no.

 

 

Sin cartas de marear para la crisis
El caprichoso salario presidencial
Rencillas, afectan a niños con cáncer

   Aceptó el doctor Hugo López Gatell carecer de cartas de navegación para enfrentar a la pandemia del Covid 19, difícil que acepten en Palacio Nacional y en la SHCP que no hay tampoco para la crisis económica que apenas asoma su horrible cabeza.

   Reconozcamos que hace más de un siglo que un gobierno de México no enfrentaba simultáneamente crisis de salud y económica, tan graves que el Banco de México dijo preocuparse por la sola posibilidad de un desempleo masivo.

   En términos náuticos, para sortear esa tormenta perfecta no hay cartas de marear, pero en Palacio Nacional se niegan a reconocerlo y convocar a un pacto de unidad nacional, sin el cual será doblemente difícil enfrentar la implacable realidad.

 

 

Desempleo, la negación del páramo
Faccioso intento para controlar las elecciones
Turismo: supongamos un abrelatas

   Ha calculado el Banco de México una caída de ocho por ciento en la economía nacional y la posible pérdida de más de un millón de empleos formales, más los empleos perdidos en la economía informal.

   La irritación, es el sello de la reacción en los despachos gubernamentales, actitud que podría indicar que el Gobierno de la República no acepta la realidad o que, como antes, “seleccionan” que información llega al inquilino de Palacio Nacional.

   Lenta será la recuperación advierten, pero no se podrá disimular el páramo que deja la hemorragia de empleos formales e informales.  Y nos recordarán que páramo es un terreno yermo, desolado y desamparado.