Café Político

 

 

Morena: ¿hay costos por negociar?
UNAM: la imposible la cuadratura del círculo
Las discretas, pero necesarias rectificaciones 

   Un amplio sector de la opinión publicada y la opinión ilustrada ha censurado acremente las negociaciones entre la bancada de Morena y la bancada del Partido Verde, por la que este cedió cinco legisladores y facilita que los coordinados por Mario Delgado tengan absoluta mayoría en San Lázaro.

   Tal acuerdo produjo la concesión de licencia en el Senado al chiapaneco Manuel Velasco, lo cual ha indignado hasta a los aliados que en la academia tiene el Presidente Electo, no sólo a los adversarios de Morena.

   Se predice que arreglos de esta naturaleza representarán un costo político para Morena. El tiempo lo dirá, aunque por ahora parece que las élites progresistas son quienes insisten en negar que en julio los mexicanos votaron por un Presidente fuerte, sin andarse con sutilezas.

 

 

La política exige mucho pragmatismo
La “espontánea” agitación en la UNAM
¿Contrapesos a la hegemonía de Morena? 

   Tal parece que la indignación de un amplísimo sector de la opinión ilustrada y la opinión informada, por acciones de Morena en el Congreso, según quien esto escribe no corresponde a las milenarias prácticas del quehacer político.

   Esas prácticas suelen alejarse de la teoría, porque en la política son vitales los quid pro quo. Ejemplo: en la época de oro de la transición española, el partido catalán Convergencia y Unión con su voto permitió al PSOE formar gobierno. Tiempo después hizo lo mismo por el Partido Popular. Nadie se desmayó en España.

   A los indignados les recordamos que Barack Obama dijo que la política no es para los débiles de corazón, uno agregaría que para la política hace falta también un estómago muy fuerte, muy fuerte.

 

 

Mensaje a Morena: ¡Escuchen, entiendan!
Desaparecerá el fuero, llega la inmunidad
Las primeras batallas en el Congreso 

   En diversas intervenciones en los medios, legisladores de Morena, entre ellos el coordinador de sus diputados Mario Delgado, criticaron severamente el sexto y último informe del Presidente Enrique Peña Nieto.

   Pese a todo, retomaron las agresivas narrativas de campaña, y algunos llegaron a decir que el gobierno saliente les dejará un tiradero. Al respecto, harían en escuchar lo declarado en Monterrey por el máximo dirigente de Morena.

   Dijo el Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador: “… hay graves problemas de violencia, inseguridad y pobreza, pero no hay crisis política, ni una crisis financiera”. Que oiga el que quiera oír.