Café Político

 

 

Morenistas, no apoyan al Presidente
Parcial, elección de consejeros del INE
Se les agota el tiempo a los diputados

   Lo de ayer en Macuspana no fue la habitual defensa que hace el Presidente Andrés Manuel López Obrador de los gobernadores y alcaldes durante sus giras de fin de semana ante reclamos de sus gobernados.

   Ayer el desafió fue al Presidente cuando muchos negaron recibir apoyos o pagar menos en recibos de luz, el griterío mostró división de opiniones entre los asistentes al mitin.

   Claro, el Presidente los confrontó, pero en algún momento deben proteger la imagen presidencial. No siempre tendrá éxito el Presidente al exigir “respeto a la autoridad”. Alguien debe explicarles el significado de institucionalidad.

 

 

Incongruencias por el coronavirus
¿Se gasta en seguridad cibernética?
Política agrícola, visiones no coincidentes

   Mientras el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell y otros funcionarios del sector explicaban las medidas dispuestas para atender brotes del coronavirus en México, en otras áreas sonaban tambores de guerra.

   Es muy riesgoso que la propagación aún no suficientemente explicada de Covid-19 la convierta el Gobierno de la República en confrontación con sus adversarios. Peor que ensordezcan los coros fáciles de la polarización política.

   Contrario a lo que piensan los funcionarios, nadie en su sano juicio quiere que el gobierno de México fracase en atender una eventual crisis de salud pública. Suponerlo puede ser más tóxico que el virus más letal.

 

 

Morena, el Trife resolvió el empate
Un esbozo del perfil del INE para 2021
Alfonso Romo: ¿voz en el desierto?

   La disputa entre Bertha Luján y Yeidckol Polenvsky la resolvió el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación al reconocer como presidente interino de Morena a Alfonso Ramírez Cuéllar.

   En un arrebato inspirado, le dan un obsequio más al flamante dirigente nacional del partido en el poder, cancelaron la reducción de 75 por ciento en las prerrogativas que había decidido la señora Polenvsky.

   Así, con la dirección y el control de todo el dinero, Ramírez Cuéllar tiene cuatro meses para empezar a darle a Morena la estructura que aún no tiene. Si lo hace bien, capaz que lo dejan hasta el 2021.