Café Político

 

 

Congestionada la agenda legislativa
¿Cuáles son las prioridades de la SEP?
Puebla: ¿fallo por corrección política?

   Es necesario que los liderazgos de las bancadas mayoritarias en el Congreso se enteren que para ellos la fiesta ya terminó, que para ellos ya se acabó la fiesta y que, si no se apresuran, la agenda de pendientes los rebasará.

    Poco ganan si, como el senador Monreal, tratan de competir en el envío de iniciativas. A querer o no tendrán que acordar una agenda de prioridades con el Ejecutivo, lo cual no significa sumisión, como algunos suponen.

   Pronto votarán los presupuestos federales, pero antes tienen que ratificar los nombramientos de los funcionarios superiores de Hacienda, hasta el de Carlos Urzúa, si no quieren que sus actos puedan ser calificados como inconstitucionales.

 

 

Buen viento y buena mar, Presidente
Atención, nubarrones en el norte
¿Garitas aduaneras en Estados del norte?

   Quien esperaba algo distinto en los discursos del Presidente Andrés Manuel López Obrador no entiende el significado de haber ganado en su tercer intento, no entiende el poderoso impulso que lo mantuvo en la competencia durante casi dos décadas.

   Pocos gobiernos han llegado con tantas y tan grandes expectativas, en medio de un espíritu tan festivo, como el que acompaña al Presidente López Obrador, un viento de esperanza, como lo llamó el diputado morenista Mario Delgado.

   Esta semana, sin embargo, debe enfrentar la aburrida rutina de las decisiones en la administración del gobierno de la República, porque no lograrán la Cuarta Transformación sin una administración eficiente y eficaz.

 

 

Congreso: “negociemos, cuando sean gobierno”
¿Quién responde por valores en Los Pinos?
Cambio de Guardia; don Porfirio y los mexicanos 

    Ya no sólo es la reforma constitucional sobre el fuero la que debe esperar a diciembre, también están las que establecería la revocación de mandato y las llamadas “consultas populares”. Todas se verán cuando haya tomado posesión el nuevo Gobierno de la República.

    Se dijo en este espacio que no habían negociado bien los coordinadores morenistas, pero las declaraciones de algunos legisladores de la oposición no necesariamente apuntan a la curva de aprendizaje de los legisladores de Morena.

    “Debieron esperar a que tomara posesión el nuevo gobierno”, alegaron algunos. O sea, cuando al negociar no sólo ofrezcan promesas, sino algo más concreto, pues ya serán gobierno.