Café Político

 

 

T-MEC en manos de Pelosi
Desempleo, ¿de verdad no lo esperaban?
Migración: hay que ver hacia adelante

   Como en los viejos tiempos, el T-MEC, reemplazo del TLCAN, pasó con banderas desplegadas en el Senado, 114 de los 128 senadores votaron a favor, pero ahora hay que esperar a que en Washington se vote antes del “Labor Day”, día del trabajo en la Unión Americana.

   Esa fecha del próximo septiembre es cuando se ponen en marcha los trabajos de campañas de legisladores y los de la lucha por la Casa Blanca. Esa es, por lo tanto, la ventana de oportunidad para que el T-MEC sea ratificado por el Congreso de Estados Unidos.

   Todo depende de los cálculos políticos de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, liderada por Nancy Pelosi. Aunque ella contenga a sus radicales, nada garantiza que los demócratas voten el T-MEC y quieran darle un triunfo a Trump.

 

 

El regreso de Comisión Federal Electoral
Rescatará el BID las tareas migratorias
EU: acatamos lo de “civis romanus sum”

   El morenista Pablo Gómez reporta a Palacio Nacional que a la reforma electoral se oponen los corruptos que han vivido de un sistema electoral que, contra la sagrada austeridad republicana, sólo quieren derrochar el dinero público.

   Político con una experiencia legislativa de cuatro décadas, Gómez Álvarez, ha tocado la fibra más sensible de los hombres de Palacio Nacional y plantea en la Cámara de Diputados una reforma electoral para desechar lo construido en tres décadas.

   Un sólo organismo nacional electoral, con padrón y elecciones a su cargo. Sabrían las nuevas generaciones cómo se ejerce el verdadero Poder desde algo que parecería aquella Comisión Federal Electoral que, desde Bucareli controlaba todas las elecciones.

 

 

Migración: ¿parpadeó la Casa Blanca?
El presupuesto es sólo una gran cobija
Tic, tac, eventuales ajustes al gabinete

   La vía mexicana para atender la crisis provocada por la migración centroamericana ha sido la propuesta para atender las causas, mediante la puesta en marcha de un programa de ayuda para Guatemala, El Salvador y Honduras.

   Hasta ayer, Washington no solo no había mostrado interés en la vía mexicana, pues desde hace casi cuatro meses canceló un programa de ayuda institucional para las tres naciones del llamado triángulo del norte centroamericano.

   Ayer, Morgan Ortagus, vocera del Departamento de Estado, anunció la entrega de más de 400 millones de dólares de ayuda a las naciones centroamericanas mencionadas. O Washington parpadeó primero o en Florida en su mitin de hoy, Trump nos partirá la mandarina en gajos.