Café Político

 

 

Candidatos, ¿qué hacer con EU?
Las útiles experiencias de los debates
Encrucijada para la señora Zavala 

  Si uno es realista debe reconocer que es alta la posibilidad de que Donald Trump siga como inquilino de la Casa Blanca hasta 2024, o sea, dos sexenios de la Presidencia de México.

  Por eso, al escuchar lo dicho por los candidatos presidenciales sobre cómo, en caso de ganar, manejarían la relación con Estados Unidos, uno se queda con la sensación de que aún no deciden cómo.

  Las narrativas de campaña sólo demuestran que tienen razón los norteamericanos al decir ¨talk is cheap¨ y uno espera –casi reza-, porque no hagan lo que han dicho, no deben jugar con el futuro de 125 millones de mexicanos.

 

 

La flexible Doctrina Estrada
Gavilleros contra ferrocarriles
¿La política divide a los agricultores? 

  A la hora de pergeñar estas líneas todavía no se celebraba el segundo debate presidencial de anoche, donde se supone que abordarían el tema de la política exterior de cada uno de los aspirantes.

  Quizá los votantes hayamos logrado tener cuando menos un esbozo de lo que cada uno entiende por política exterior, pues hasta hoy han dicho únicamente ambigüedades, especialmente el puntero, Andrés Manuel López Obrador.

  Vamos, ni siquiera Héctor Vasconcelos, veterano diplomático encargado de la política exterior fue capaz de explicar lo que piensa su candidato en su confrontación con Claudia Ruiz Massieu y Jorge Castañeda

 

 

AMLO no cederá facultades a ONG
Violencia, ¿y la responsabilidad local?
Seguridad, que la pague mi compadre 

  Muchos no han entendido los mensajes del candidato presidencial de Morena Andrés Manuel López Obrador y todavía creen que, si llegara a ganar la Presidencia, el rol de las ONG seguiría igual, ¨business as usual¨.

  En la reunión con la Coparmex el tabasqueño rechazó la propuesta para modificar la Constitución para que, en las designaciones para organismos autónomos, deje a las ONG las facultades que constitucionalmente corresponden al Ejecutivo Federal y al Congreso.

  Fue más que claro en asegurarles que, si gana la Presidencia de la República, no cederá facultades del Ejecutivo, porque sabe que las ONG quieren esas facultades, pero sin pasar por la incomodidad de ir a las urnas a ganar el respaldo del voto.