Café Político

 

 

Calculado y anticipado control político
Frontera: el diablo está en los detalles
El cambio es despido, Morena dixit

 

   Las giras de "agradecimiento" que realiza el Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador, además de mantener viva la llama de la esperanza entre quienes lo siguen a él, no necesariamente a Morena, intenta hacer realidad una vieja definición del poder presidencial.

   El uno de noviembre de 1989, Ernesto Ruffo Appel a punto de jurar como gobernador de Baja California, dijo a Víctor Manuel Liceaga Ruibal: “yo reconozco que el jefe político de los gobernadores es el Presidente de la República”.

   En sus reuniones con cada mandatario estatal, el Presidente Electo ofrece respaldar los proyectos de sus entidades, está implícito, y así ha quedado demostrado que cada uno de esos gobernadores compromete su respaldo. A plena vista, a siete semanas de tomar posesión ya asume el control político de la República.

 

 

Aeropuerto: grave daño a fondos de retiro
Ni derecho de pataleo a bancadas opositoras
SCJN: la políticamente correcta segunda sala 

   A pesar de las aclaraciones y las consultas, desde el equipo del Presidente Electo hay indicios de que la suerte del Nuevo Aeropuerto de Ciudad de México está echada, pues sin partida para el proyecto, en términos prácticos la obra está muerta.

   Sin juzgar, en su lógica no pueden invertir tanto, cuando les hace falta tanto dinero para poder cumplir con las promesas de campaña, especialmente con los programas sociales, vitales para el proyecto morenista.

   Sin embargo, nadie habla de las millonarias pérdidas que causaría a los fondos para el retiro una eventual cancelación, si la IP no participa, pues una parte importante del proyecto del NAIM tiene inversiones de las Afores. ¿Lo calcularon en el equipo de transición o con frialdad lo descartan como inevitable daño colateral?

 

 

Transición: algunos no entienden
Contaminaron los foros de Durazo
Hay un límite real a los recortes 

   Desde la Casa de la Transición se han “filtrado” presuntas irregularidades denunciadas por algunos de los equipos del próximo gobierno, quienes se quejan que no les entregan toda la información.

   Es posible, no sería la primera ni la última vez que ocurra; pero también es posible que los equipos del próximo gobierno no tengan una idea muy clara de cómo aproximarse al proceso de entrega-recepción.

   Quizá algunos prospectos de nuevos funcionarios no estudiaron cuando menos las descripciones de tareas asignadas a cada dependencia. Quienes lo hacen, saben que documentos pedir. Los quejosos no lo han hecho y andan a tientas.