Café Político

 

 

Electoral: reforma “salta pa’ atrás”
Medicinas: el riesgo de no rectificar
¿Habrá censos generales en 2020?

   La reforma electoral que discuten en los foros inaugurados ayer, con participación de funcionarios del Ejecutivo y legisladores, a juzgar por los objetivos enunciados, puede ser un retroceso a tiempos y prácticas que se superaron hace 25 años.

   La gradual eliminación de los organismos electorales locales, la tutela de los diputados de esos nombramientos, la centralización de todos los procesos electorales en un gigantesco INE, subordinado al Ejecutivo Federal, es una grave amenaza a nuestra democracia.

  Así, lo que llaman “cambio de régimen”, enarbolará la bandera de la austeridad para controlar, como en “los viejos tiempos”, los procesos y organismos electorales en un acrobático “salta pa´ atrás”.

 

 

México tiene cartas, pero no somos China
Aprovechan expertise de Policía Federal
O Muñoz Ledo tiene línea, o ya lo perdimos

   El estrecho entrelazamiento de las economías de México y Estados Unidos es de tal dimensión que el inquilino de la Casa Blanca hubo de escuchar a los intereses norteamericanos y, a regañadientes, no aplicar los aranceles a las importaciones mexicanas y después negociar.

   Sin embargo, la presión fue demasiada, pues para México era inaceptable siquiera arriesgar un día de aranceles, por la señal que enviaría a mercados ya por sí desconfiados. Pero esto apenas empieza, pese al temporal acuerdo migratorio.

   Si, se evaluará en 45 días. Por ahora México eludió la bala que nos habría metido en una guerra comercial con Estados Unidos, una guerra en la cual los perdedores seríamos los mexicanos. Pues no, no somos China.

 

 

Nos esperan 70 semanas de angustias
Comercio: los grandes simplificadores
Quieren desmantelar el sistema electoral

   Uno confía que en Palacio Nacional se haga una revisión de lo que hizo y lo que no se hizo, de lo que se hizo bien y de lo que se hizo mal en el lance de la confrontación con la Casa Blanca por el tema migratorio.

  Revisión interna, franca y sin contemplaciones, para luego preparar la estrategia y la táctica para eventuales embestidas del gobierno estadunidense y más exigencias, porque el próximo martes Donald Trump anuncia el inicio formal de su campaña por la reelección.

  Faltan unas 70 semanas para las elecciones de Estados Unidos, y pueden estar seguros de que Trump volverá a la carga una y otra vez. La nueva estrategia exigirá quizá que al gabinete se le de más margen de maniobra. Y esa es decisión del Presidente.