Café Político

 

 

TLCAN y el próximo Congreso
Kumate, un mexicano de excepción
Ya es un juego lo del aeropuerto 

  Es posible que, si prevalece la visión optimista de las negociaciones del TLCAN, éstas puedan concluirse en las próximas semanas, siempre y cuando rechacemos las condiciones de Washington.

  Algunas de las trabas norteamericanas son inaceptables, por amenazar a los más prósperos sectores exportadores mexicanos y causaría pérdidas que no se compensarían ni siquiera con la utópica autosuficiencia.

  Como sea, lo más seguro es que la ratificación de la llamada modernización del TLCAN vendría a ser responsabilidad de la próxima legislatura, de los senadores que resulten de la elección del próximo julio y, querámoslo o no, eso crea cierta desazón.

 

 

¿Hubo relanzamiento del PRI?
¿Calculada la ¨riña¨ AMLO-IP?
Elecciones, ¿quién gana el Congreso? 

  A la hora de pergeñar estas líneas estaba por iniciar el masivo mitin con el cual el candidato del PRI José Antonio Meade, afirman los analistas y estrategas, bajo la dirigencia nacional del guerrerense René Juárez Cisneros, relanza la campaña por la Presidencia.

  Lo que le sobran a los priísta son recomendaciones, recomendaciones tácticas y propuestas estratégicas de tantos que, sorpresivamente, parecen haber perdido el sueño porque la campaña presidencial va lenta.

  El tiempo dirá. Primero si están a tiempo, y segundo, si los mensajes al priísmo serán lo suficientemente vigorosos como para infundirles el suficiente ánimo para permitir que la estructura territorial, estatal y local, del tricolor deje sentirse desde hoy.

 

 

AMLO pasó a la ofensiva, pero…
Juárez Cisneros, el reto de su vida
Algunas ONG no han escuchado 

  En la cresta de las encuestas, no debe sorprender que el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador haya pasado a la ofensiva al empezar el segundo tercio de la campaña presidencial.

  Ello explica el encontronazo con el Consejo Mexicano de Negocios, a cuyo desplegado respondió con duras descalificaciones y atribuyéndoles los problemas de la República. Sin embargo, no han sido su único blanco.

  Pero, en Tamaulipas, el tabasqueño nos recordó al Andrés Manuel de 2006, al conminar al Secretario de la Defensa a callar. Una reconvención indigna del señor López Obrador, pues sabe bien que el general Cienfuegos por disciplina no puede polemizar con él.