Café Político

 

 

Score: AMLO 1 – Empresarios 0
PRI: ¿Quién romperá la burbuja?
Conjura contra autoridades electorales 

  Una pena que los empresarios del Consejo Coordinador Empresarial hayan enseñado su novatez frente a un político avezado y astuto como Andrés Manuel López Obrador.

  Empeñados en convencerlo sobre las bondades de la obra del Nuevo Aeropuerto de Ciudad de México, extraviaron la brújula y aceptaron un diálogo que versaría sobre “su viabilidad”.

  ¿La viabilidad de un proyecto tan revisado y estudiado? ¿Por qué, ya que de análisis técnico se trata, no analizar la viabilidad de la propuesta de López Obrador de otro aeropuerto civil en la base militar de Santa Lucía? Porque el CCE olvidó que en política los significados importan, e importan mucho.

 

 

AMLO, quiere paralizar al gobierno
Están solos, el INE y el Tribunal Electoral
¿Estalló la guerra comercial con China? 

  Es obvio que algunos supondrán que, por ser el puntero en encuestas, la figura del licenciado Andrés Manuel López Obrador no está sujeta a cuestionamientos. Uno cree que la tarea del periodismo es precisamente esa: cuestionar y cuestionar.

  Anunció ayer que se interpondrán amparos para evitar que el gobierno de la República continúe otorgando contratos para el sector energético y aún para las obras del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.

  Ganar cualquier amparo, en estricto rigor se estaría paralizando la tarea de construcción de infraestructura del actual gobierno. Se ve difícil que lo consigan, porque la Constitución mantiene las facultades al Ejecutivo Federal hasta el 30 de noviembre de este año. Así de simple.

 

 

Empieza la guerra sin cuartel
PAN: un linchamiento hipócrita
CDMX: ¿reviven los flotilleros?

   Dentro de ocho días, el Viernes Santo, empezarán legal y formalmente las campañas por la Presidencia de la República, campañas que auguran un espectacular despliegue de trucos, trampas, campañas negras contra los adversarios. Pocas propuestas.

  Con razón los que saben alegan que a los ciudadanos y ciudadanas de a pie no les interesan las discusiones de las propuestas, pues todas las campañas simplemente se ocupan de lo de siempre: apelar a las emociones de las y los votantes, no a la razón.

  Y, como se ha dicho, al tratarse de una lucha por el poder, a nadie deben sorprender las más sucias estratagemas y, por supuesto, los candidatos y sus partidos mentirán sin el menor rubor. A los ciudadanos de a pie sólo nos queda sacar los paraguas y el tapabocas, porque veremos llover y no lloverá agua.