Café Político

 

 

Aliados que son lastre, don Andrés
Descubrimiento tardío de las ONG
No hay real propuesta de seguridad 

  Es posible que sea cierto, como afirma Andrés Manuel López Obrador, que es falsa la acusación de José Antonio Meade al señalar al candidato presidencial de Morena de haber enviado porros de la sección 22 de la CNTE a reventar un evento priísta.

  A estas alturas de la elección López Obrador no tiene necesidad de sabotear los eventos priístas, es cierto, pero también lo es que el tabasqueño ha arropado a los dirigentes gánsteres de la sección 22 para mantener acotados a los oaxaqueños.

  Se entiende que es la hora de sumar votos, pero también con su ventaja en las encuestas, deba preguntarse López Obrador si no llegó la hora de decidir cuáles aliados restan, en lugar de sumar.

 

 

¿Calentará “el bronco” la campaña?
Washington, Iguala y las “black ops”
Sin cronistas, el votante está indefenso 

  Aunque persiste el desgarramiento de vestiduras por el fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que ordenó incorporar a la boleta de la elección presidencial la candidatura independiente de Jaime Rodríguez, “el bronco”, la verdad es que deberíamos festejarlo.

  Desde hace dos meses que la campaña parece estar pasmada, con un candidato puntero, seguidos por los otros aspirantes a la Presidencia. Sagazmente, Andrés Manuel López Obrador evita engancharse en polémicas.

En suma, la campaña presidencial no ha atraído la atención de los ciudadanos de a pie. El “Bronco” puede avivar una campaña que parece evento de Dormimundo. Con un solo beneficiario, lo cual explicaría la indignación de Morena.

 

 

Serenos, consejeros y magistrados, serenos
Desmemoria, cuando Ciudad Juárez era Chilapa
Coalición, nadie explica ese salto al vacío 

  La reforma electoral de 2014 creó extraordinarias responsabilidades para el Instituto Nacional Electoral y su laberíntica legislación llevó al Instituto y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación a terrenos inexplorados.

  A los partidos sólo les ha interesado ver cómo le dan vuelta a la ley, aunque el complicado marco jurídico haya producido ya varios enfrentamientos y genere tensiones entre los dos organismos electorales, clave de la salud democrática.

  Las frecuentes diferencias de criterio hacen que a veces gane la condición humana de los integrantes y ventilen públicamente sus diferencias, en detrimento de su credibilidad. Serenos, consejeros y magistrados, no se trata de ustedes, se trata de la democrática certeza. Es responsabilidad de ustedes, de nadie más.