Café Político

 

 

Lo que faltaba, jueces ‘‘iluminados’’
Trump desbocado, ¿ahora qué?
AMLO, ¿hubo reconciliación? 

  Cual apóstoles que hubieran sido iluminados en su personal Epifanía, los tres magistrados del Tribunal Colegiado de Tamaulipas hicieron talco la división de poderes y la jurisprudencia sobre el debido proceso.

  Despojan al ministerio público de su facultad constitucional de conducir investigaciones y se la entregan, primero a la Comisión Nacional de Derechos Humanos y a los padres de los normalistas asesinados en Iguala.

  Carlos Marín calificó como demencial el fallo, mientras el penalista Juan Velázquez, lo consideró un disparate, forma elegante de eludir el uso del lenguaje arrabalero para calificar lo dictado por tres magistrados.

 

 

CNTE, reta al próximo gobierno
¿Y la reconstrucción partidista?
No entienden órganos colegiados 

  A 26 días de la elección presidencial, los capos dirigentes de la sección 22 del magisterio oaxaqueño decidieron demostrar su capacidad disruptiva, no sólo con bloqueos en Oaxaca, sino con el plantón en Ciudad de México.

  Es un amago, pero no para el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, pues saben que no dará un paso atrás en la Reforma Educativa, es un amago para el próximo gobierno.

  Es un mensaje para Andrés Manuel López Obrador, para recordarle los compromisos hechos, compromisos que le han valido el apoyo incondicional de la coordinadora. Y advertir que saben cobrar recompensas.

 

 

¿Ya tienen planes para Trump?
CDMX, nomás las patadas se oyen
Empresarios, cayeron máscaras
 

  Si algo deben tener claro los candidatos a la Presidencia es el hecho de que, quienquiera que gane, tendrá que continuar las negociaciones del TLC y, lo más importante, tendrá que lidiar con el Presidente estadunidense, Donald Trump.

  Entender, como decía Henry Kissinger, que las entrevistas entre los Jefes de Estado tienen que ser negociadas por expertos diplomáticos. Y explicaba que ¨siempre será desastroso enfrentar a dos egos sin acuerdos previos de sus colaboradores¨.

  Quizá algunos hasta tengan ya preparada una estrategia para ambas contingencias, pero nadie sería más catastrófico para México que llegaran a entrevistas de Estado creyéndose sus propios y utópicas narrativas de campaña.