Café Político

 

Hay otro Poder en la República
Ofensiva de Morena en el IPN
PRD-CDMX: no se hagan bolas 

  La Asamblea Legislativa de CDMX estaba entrampada en la elección de la nueva ombudswoman. La balanza la inclinó la recomendación de un grupo de intelectuales y académicos, algunos prominentes en diversas ONG, a favor de Nashelli Ramírez.

  Con la aquiescencia de los senadores, estos grupos presiden el órgano rector del Sistema Nacional Anticorrupción y determinan su integración. No dude que, antes de que el Senado elija al Fiscal Electoral y después al Fiscal Anticorrupción y al General de la República, se asegurará de contar con el consenso de esos grupos.

  La academia debe ser crítica fuente de ideas y proyectos de políticas públicas, pero las decisiones finales debieran tomarla sólo los funcionarios elegidos en las urnas. Al no ser así, en los hechos se propicia la formación de un cuarto poder en la República. Uno que no fue elegido en las urnas.

 

¿Quién cree que ya se cansó AMLO?
CDMX-SHCP: ¿habrá choque de trenes?
Soslayan las condiciones de Odebrecht

  Es cierto, Andrés Manuel López Obrador ya sufrió un infarto, pero no es de tan mala madera como para suponer que a 236 días de las elecciones presidenciales se empiece a cansar.

  Tuvo energía para construir pacientemente una estructura propia para Morena, con la cual ya tiene presencia en entidades donde eso era impensable, y la aprovechará a fondo, antes y durante la campaña formal por la Presidencia.

  Lo que hace es administrar sus energías, delegando en aquellos en quienes confía, léase su familia y minúsculo primer círculo. Basta escucharlo, exuda confianza, como hace seis años. ¿Cansado? Es blof.

 

En comisiones, avanza el presupuesto
PAN: ¿No son mejores los federales?
Votos: desdén a quienes los cuentan

 Más allá de los recesos, en las comisiones se discute, negocia y regatean los diputados con los representantes de la SHCP sobre los montos de cada una de las partidas que integrarán el presupuesto de egresos, el gasto federal para 2018.

 Nunca ha sido tarea sencilla, pues el tamaño de la cobija ya lo determinó el presupuesto de ingresos aprobado por las dos Cámaras del Congreso. Y, como siempre, la realidad muestra que no alcanza para todo.

 En lo que falta para el 15 de noviembre aumentarán las presiones a las comisiones, porque todos, dependencias, organismos autónomos y gobernadores quieren un trozo del pastel presupuestario. Y, como siempre, habrá rezongos.