Café Político

 

 

Buen viento y buena mar, Presidente
Atención, nubarrones en el norte
¿Garitas aduaneras en Estados del norte?

   Quien esperaba algo distinto en los discursos del Presidente Andrés Manuel López Obrador no entiende el significado de haber ganado en su tercer intento, no entiende el poderoso impulso que lo mantuvo en la competencia durante casi dos décadas.

   Pocos gobiernos han llegado con tantas y tan grandes expectativas, en medio de un espíritu tan festivo, como el que acompaña al Presidente López Obrador, un viento de esperanza, como lo llamó el diputado morenista Mario Delgado.

   Esta semana, sin embargo, debe enfrentar la aburrida rutina de las decisiones en la administración del gobierno de la República, porque no lograrán la Cuarta Transformación sin una administración eficiente y eficaz.

 

 

Congreso: “negociemos, cuando sean gobierno”
¿Quién responde por valores en Los Pinos?
Cambio de Guardia; don Porfirio y los mexicanos 

    Ya no sólo es la reforma constitucional sobre el fuero la que debe esperar a diciembre, también están las que establecería la revocación de mandato y las llamadas “consultas populares”. Todas se verán cuando haya tomado posesión el nuevo Gobierno de la República.

    Se dijo en este espacio que no habían negociado bien los coordinadores morenistas, pero las declaraciones de algunos legisladores de la oposición no necesariamente apuntan a la curva de aprendizaje de los legisladores de Morena.

    “Debieron esperar a que tomara posesión el nuevo gobierno”, alegaron algunos. O sea, cuando al negociar no sólo ofrezcan promesas, sino algo más concreto, pues ya serán gobierno.

 

 

Morena, una mayoría desperdiciada
Delegación de EU, poderoso mensaje
¡Vaya grillas en la casa de la Transición! 

   El atorón en el Senado y la Cámara de Diputados de reformas constitucionales esenciales vitales para los planes de gobierno de lo que será la administración lopezobradorista, es una señal de ineficacia que debiera preocupar a Morena y al todavía Presidente Electo.

   Con la mayoría en ambas Cámaras, dicen veteranos de pasadas legislaturas, sumada a negociaciones con las bancadas minoritarias, las coordinaciones debieran asegurar la aprobación de las reformas constitucionales.

   Cierto, las bancadas de Morena cuentan con legisladores experimentados. No lo dudo, pero hasta ayer lo único que han mostrado es una singular soberbia que, dicho por la oposición, fue el principal motor para el éxito de la minoría en reventar las reformas.