Café Político

 

 

Congreso, la agenda es del Ejecutivo
Todos se suben al tren de los migrantes
Propuesta para reglamentar reforma laboral 

   Ayer por la tarde se reunió el Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador con los legisladores de Morena de las dos Cámaras del Congreso para revisar las prioridades legislativas del gobierno de la Cuarta Transformación.

   Uno supone que, los coordinadores, presidentes de mesas directivas y todos los senadores y diputados morenistas ya tienen claro que, aunque habrá margen para algunas agendas personales, éstas se subordinarán a la agenda del hoy Presidente Electo y ya pronto Presidente Constitucional.

   Quienes no hayan entendido, o harán como que no entendieron, pronto se les demostrará lo que significó que el uno de julio los mexicanos votaran por el regreso de olvidados hábitos políticos del pasado, claro, adaptados al siglo 21.

 

 

Casi listo el austero presupuesto para 2019
¿Hay intereses tras impulso a la marihuana?
¿Puede ser China opción para inversiones? 

   Ayer se reunió el Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador con los que serán los miembros del gabinete y, se asegura, les instó a hacer más austero los presupuestos de cada dependencia. Antes estuvo con quienes serán su equipo en la SHCP.

   Es un hecho, según quienes saben del presupuesto federal, que habrán de hacer muchos ajustes, si quieren, como han dicho, que el dinero alcance para financiar tantos proyectos y, además, reforzar programas sociales, como subsidios al campo.

   Y advierten que la realidad, no siempre estática, nacional e internacional, y no las decisiones de Palacio, empezará a fijarle al equipo económico del nuevo gobierno los límites de la decretada austeridad. Y la realidad es terca.

 

 

Adelanta a todos el Presidente Electo
Oleada migratoria, ¿y ahora qué?
La desaparición de los inspectores federales 

   Impaciente, el Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador le dio vuelta a la hoja del tema de la cancelación de la obra del aeropuerto en Texcoco y deja a otros debatir sobre la decisión anunciada el pasado lunes.

   No esperó a que Romo y Urzúa iniciaran pláticas con los empresarios y personalmente negoció con dos de los grandes contratistas de la obra, quienes al parecer decidieron no confrontarse con quien será Presidente Constitucional dentro de cuatro semanas y media.

   Así, aceptan anticipadamente su autoridad y, aunque a quien esto escribe no le guste, reconocen lo escrito en este espacio hace cuatro meses: "treinta millones de mexicanas y mexicanos votaron por el regreso del Presidente todopoderoso y del partido hegemónico".