Café Político

 

 

PAN: negoció mal y castiga a panistas
Gobernadores del siglo 21, ¿caciques?
¿Fast track para extinción de dominio? 

  La integración del Frente aseguró al panista Ricardo Anaya la anhelada candidatura presidencial, pero él y los suyos parecen haber negociado mal las distintas candidaturas a diputados y senadores.

  Eso explica la marginación de Gabriela Cuevas, de Federico Doring y otros panistas en CDMX. Y afirman que igual ocurre en entidades de la República donde los panistas han debido ceder paso a los perredistas.

  El problema es que los panistas descontentos pueden ser el valladar en la elección para los anayistas, con la abstención o el voto por otros candidatos. Si eso ocurre, todo habría sido en vano.

 

 

Olviden al sistema anticorrupción
Difícil asimilar el “debido proceso”
El TLCAN y los aranceles de EU 

  Para el PAN, se dijo en este espacio, completar el sistema anticorrupción hace tiempo dejó de ser prioridad, pues no quiere perder su tema de campaña: el presunto combate implacable a la corrupción.

  Ayer, el coordinador de los senadores panistas Fernando Herrera lo dejó más que claro. Al preguntarle sobre los nombramientos pendientes para el sistema nacional anticorrupción, se salió por la tangente.

  Antes, dijo, hay que revisar las normas del sistema y – but of course- llamar al titular interino de la PGR a explicar cómo van las investigaciones en el caso del ex gobernador de Chihuahua. En suma, fortalecer al sistema anticorrupción no está en la agenda panista.

 

Candidaturas, como partir un pastel
TLCAN: ignorar al petate del muerto
Precandidatos, luego no se quejen

   Como ninguna otra de las tres coaliciones que disputarán la Presidencia, la del PRI, PVEM y PANAL, no puede darse el lujo de equivocarse al escoger a los candidatos, ni siquiera a una alcaldía, menos a las diputaciones federales y senadurías.

  Mantener la cohesión priísta, exige una conciliación entre los intereses de las fuerzas reales del PRI en cada entidad con los gustos de quienes controlan el CEN, pues a veces son contradictorios.

  Hay que recordar que alguien dijo hace muchos años que el secreto de partir un pastel y distribuir sus rebanadas consiste en que cada quien crea haber recibido la mejor tajada.