Café Político

 

 

Confrontar diagnósticos con realidad
La Segalmex se parece a la Conasupo
¿Por qué encarcelaron a “La Quina”? 

  Hoy, se reunirán los dos gabinetes, el Constitucional del Presidente Enrique Peña Nieto y el designado por el Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador, y, a partir de este momento se efectuarán las reuniones entre los titulares y los designados de las dependencias del Ejecutivo Federal.

  Hasta ahora, deben reconocerlo los “designados”, muchas declaraciones y diagnósticos se apoyan en cálculos a partir de información pública y algo de la que les han compartido.

  Así que, los designados tienen 133 días para confrontar sus cálculos y premisas con la realidad de la administración federal que poco a poco irán conociendo. Más vale estar sentados, pues algunas de sus más adoradas premisas podrían deshacerse ante el verdadero escenario.

 

 

Morena: es la disciplina, estúpidos
Receta periodística de Woldenberg
¿Nos consultarán todos los asuntos? 

  El próximo domingo celebrará el Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, una asamblea durante la cual, según anunció la presidente nacional Yeidckol Polenvsky, se harán cambios en los estatutos que han permanecido inamovibles desde que se fundó.

  Entre los cambios que se harán, según dijo, será que “en Morena está prohibido hacer corrientes o como se llamen grupos facciosos, so pena de ser expulsados. Si alguien hace tareas que dividan a Morena será expulsado, dijo.

  Desde principios de año, en este espacio, se advirtió que una de las claves del éxito de Morena ha sido que Andrés Manuel López Obrador impuso una férrea disciplina. No debe sorprender que ya Presidente Electo tome medidas para evitar indisciplinas como las que hicieron pomada al PRD y a otras formaciones de izquierda.

 

 

Repiensan premisas en seguridad
Bancada de Morena, una incógnita
Gabinete: un atisbo de la realidad 

  Apenas van tres “foros de pacificación” y, tanto el designado Secretario de Seguridad Alfonso Durazo, como la designada Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero han reconsiderado algunas de las premisas con que inicialmente enfrentaron los retos de la inseguridad.

  Confrontados por muchos que no quieren ni perdonar ni olvidar, ya dijeron ambos, cada uno a su manera, que la tarea de pacificar a la República puede llevarse cuando menos tres años, o sea, la mitad del sexenio.

  Y, según Alfonso Durazo ya hasta descartaron lo de utilizar a la guardia nacional para combatir a las bandas criminales, lo cual no fue fácil, pues formó parte de la narrativa de la campaña. Es de sabios, dicen, cambiar de opinión.