Café Político

 

 

En 2019, ¿relevarán al INE actual?
El abrelatas y la guerra antidrogas
¿En serio consulta sobre el aeropuerto?
 

  Es lamentable, aunque no debería sorprendernos que en 2019 en el Congreso de la Unión se promueva una nueva reforma electoral, en cuyo proceso es muy posible que la Cámara de Diputados proceda a relevar a los actuales consejeros del INE.

  No nos sorprende, porque desde que ocurrió la primera alternancia en la Presidencia de la República, se intentó corregir presuntas irregularidades, la mayoría de las cuales siempre han estado en la calenturienta imaginación de políticos y politólogos.

  Lamentable, porque el sexenal relevo de consejeros al final de cuentas siempre es resultado de negociaciones políticas, menos esta vez, porque quienes sin duda promoverán la reforma cuentan con aplastante mayoría en el Congreso. Ni quejarse, así es la democracia.

 

 

Morena: ¿las campanas o la procesión?
Oposición: peleas arriesgan lo que quedó
¡Que no se enoje contigo el Presidente!
 

  Al affaire del fideicomiso de Morena, el cual en su momento será resuelto por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ha puesto en evidencia que, ganada la Presidencia, pareciera que hay un vacío en la dirigencia de Morena.

  Por esa razón el virtual Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador ha salido a encabezar el pleito por el fallo de la comisión de fiscalización, y paradójicamente ha retomado su narrativa de campaña.

  Aunque es evidente que lo hace con entusiasmo, porque es lo que disfruta, pero tiene que llegar el momento, antes o después del uno de diciembre en que defina quien administrará el partido, pues no se puede tocar las campanas y andar en la procesión.

 

 

2019: ¿cómo lidiar con una recesión?
No auspiciemos comités de salud pública
¿Llega Cárdenas a Petróleos Mexicanos? 

  En EL ECONOMISTA, algunos especialistas advierten al próximo gobierno tomar previsiones para una eventual y probable recesión de la economía norteamericana, la cual, inevitablemente, repercutiría en los programas económicos de la nueva administración.

  Hace 18 años, José Ángel Gurría, ya por salir el gobierno de Zedillo, recomendó al entrante gobierno foxista un ligero aumento al déficit presupuestal. “Tendrán dinero para el primer año y no romperán la inercia del crecimiento”, sugirió.

  La gente de Fox, atrapada en el concepto de presupuesto sin déficit, desoyó el consejo. Llegó la recesión de Estados Unidos y, no sólo se rompió la inercia del crecimiento, se estancó por todo el sexenio.