Café Político

 

 

PAN, uso faccioso de las instituciones
Violencia callejera con permiso en CDMX
Descentralización  federal, ¿no es broma? 

  En la polémica suscitada en la elección presidencial por las acusaciones contra el candidato del Frente Ricardo Anaya se quejan los panistas de que se ha hecho ¨uso faccioso¨ de las instituciones por la ¨investigación¨ presuntamente iniciada.

  Los panistas olvidan que, en junio de 2006, unos días antes de la celebración de las elecciones, la PGR acusó al priísta Arturo Zamora de ¨vínculos con el narco¨.

  Eran días de veda y el PRI no pudo responder a la ofensiva en medios obsequiosos. Así, ganó la gubernatura el panista Emilio González Márquez. Ah, por cierto, la PGR dependía del gobierno panista de Vicente Fox. La diferencia entre ser parroquiano y cantinero.

 

 

AMLO, ¿se retira México del mundo?
Los debates y la curva de aprendizaje
Jorge de la Vega se autodescartó 

  Hace 18 años, los más poderosos financieros de Wall Street dudaron de la capacidad de quien el Presidente Electo Vicente Fox tenía pensado designar Secretario de Hacienda y Fox tuvo que escoger a Francisco Gil Díaz.

  Es que México, al estar entre las primeras quince economías del mundo, está inserto en la actividad económica, financiera y comercial del mundo, mediante la firma de incontables acuerdos y tratados con otras naciones.

 Tal parece que sus asesores económicos no quieren arriesgarse y no le han dicho a Andrés Manuel López Obrador lo que significaría replegarse al mercado interno si acaso se cancelara el TLCAN. Por su bien, el tabasqueño debe exigirles evaluaciones francas, no complacientes.

 

 

El costo de las guerras internas
PGR, toc, toc, ¿hay alguien ahí?
No más impuestos, ¿y un ajuste?
 

  Cualesquiera que sean los saldos electorales de la elección presidencial, es un hecho que la realidad demostrará que quienes la pierdan habrán pagado el costo de que sus luchas internas se hayan convertido en verdaderas guerras civiles.

  Las disputas internas, digan lo que digan fueron cruentas, más de lo que habían calculado nuestros más lúcidos analistas políticos, quienes no previeron que cada uno de los candidatos, para figurar en la boleta, arrolló a muchos y a muchas.

  Es asombroso que en los partidos no se hayan aprovechado las experiencias. Asombra la incapacidad de tantos para procesar las postulaciones de los candidatos presidenciales, muy desaseadas, diría don Enrique Olivares Santana.