Café Político

 

 

Insumos, muchos cocineros, mal caldo
Adelante con plan de infraestructura
Caso Badiraguato: “son tan predecibles”

   A pesar de las quejas contra Raquel Buenrostro, ahora en el SAT, tal parece que en lo concerniente a los insumos del sector salud ya se les hizo bolas el engrudo, como nos revela Maribel Ramírez Coronel, la especialista en salud de El Economista.

   No le falta razón, como lo demostró el pasado viernes el canciller Marcero Ebrard, quien dijo estar en contacto con la Secretaría de Economía, pues descubrieron que México es uno de los mayores exportadores de materiales y equipos médicos del mundo.

   ¿Acaso no lo sabían los funcionarios de Salud? Trump ya designó al “zar de compras de insumos médicos”. Aquí ya olvidamos un viejo refrán. “muchos cocineros hacen mal caldo”.

 

 

Salud: no hay peor sordo que…
SHCP: el dilema de Hamlet
Agobian las tribus a Morena


   “Quédense en casa”, repitió desesperado el subsecretario de Salud Hugo López Gatell, después de advertir a la sociedad y al Gobierno de que esta es la última oportunidad de impedir el desastre.

   El desastre sería que el número de infectados por el coronavirus aumente exponencialmente y rebase la capacidad hospitalaria, pública y privada. Pesadilla prevista y comunicada a los políticos del Gobierno de la República.

   Sus nerviosas advertencias toparon y topan con las prioridades políticas.  Hoy la evidente miopía de la sociedad y del Gobierno hace realidad el viejo precepto: “no hay peor sordo que el que no quiere oír”.

 

 

El doble reto de Hugo López Gatell
La falta de insumos es una realidad
¿Se equivocó Conagua en Chihuahua?

   Monumental tarea la del subsecretario de Salud Hugo López Gatell, a quien se le encomendó encabezar la batalla contra la pandemia de coronavirus, para lograr que sea realidad el forzado distanciamiento social, como arma clave para romper la cadena de contagios.

   No sólo debe enfrentar a los malquerientes del gobierno, sino también tiene que hacer frente a las resistencias que encuentra en el seno del Gobierno de la República, a juzgar por el lenguaje corporal de los asistentes a la mañanera de ayer.

   Claro que en Palacio Nacional reconocen la gravedad de la pandemia, pero también saben que, a más días de paralización de actividades, mayor será el daño a la economía real y mayor será el costo político para el gobierno de la 4T. Dilemas de la realidad.