Café Político

 

PAN: no quiere saber quién se la hizo
Los extraviados valores de la sociedad
Improbable extraordinario del Congreso

  La irritación por los resultados en Coahuila ha llevado el PAN reaccionar con una singular agresividad, no vista en muchos años en las dirigencias y militantes de ese partido.

  En el Congreso ha demandado juicio político para el gobernador coahuilense, para la autoridad electoral local y, ya encarrerados, también para los consejeros del Instituto Nacional Electoral.

  Es una exageración exigir juicio político para los consejeros del INE, un despropósito que parece buscar no quién se las hizo, sino quién se las paga. No cabe duda, la ira nubla hasta las más lúcidas inteligencias.

 

No más legislaciones por coyuntura política
Cofece: ligereza en la gran multa a Pemex
Confusión por no saber de ciencia forense 

  Aumentan las declaraciones de políticos y académicos que prometen que si hubiera segunda vuelta electoral no se generarían conflictos políticos por resultados electorales muy cerrados. Y afirman que estamos a tiempo de legislar.

  La segunda vuelta en elecciones presidenciales significa que, a pocas semanas de los comicios, se celebran de nuevo, pero ahora sólo competirían el primero y segundo lugar.

  Suena bonito, pero la prudencia exige analizar la propuesta con detenimiento, no aprovechar la coyuntura para hacer al Congreso que legisle al vapor, sobre las rodillas. No aceptan que ya no hay tiempo para discutirla, menos para que rija en las elecciones de 2018.

 

PRI: realidad frente al wishful thinking
Analiza el PAN su estructura mexiquense
¿Ganarán los intereses en el Congreso?

  Coinciden priistas y no priístas en la trascendencia de la Asamblea Nacional que celebrará el PRI el próximo agosto, en la cual se fijarán reglas que definirán cómo irán a la elección presidencial.

  En la opinión publicada hay muchos que advierten que hay barruntos de rebeldía de grupos priístas que afirman que el partido tiene que cambiar, si quiere ganar. El quid está en cuál será ese cambio.

  En vísperas de elegir candidato siempre hay inquietud. Casi siempre se impone la tradicional disciplina. Por eso uno se pregunta si los augurios publicados son una realidad o un ejercicio de “wishful thinking”, lo que quisieran que ocurriera.