Café Político

 

Frente: ¿qué hacemos con Mancera?
Trump: no festejar sus dificultades
Aurelio Nuño, saltó a la palestra 

 Desde hace mucho, a pesar de la retórica del Frente Ciudadano por México – PAN, PRD, Movimiento Ciudadano-, se ha dado por sentado que por el peso específico del blanquiazul sería la vía para la candidatura presidencial de Ricardo Anaya.

  Sin embargo, ayer, el jefe de gobierno de Ciudad de México Miguel Ángel Mancera ha dicho que en diciembre decidirá si buscará la candidatura presidencial del Frente, lo cual alteraría muchas agendas ya negociadas.

  No es menor la preocupación que ha generado el doctor Mancera, pues hasta en el pleno del Senado varios senadores de oposición se concentraron en criticar al gobierno de la Ciudad de México con el pretexto de los sismos. Por algo será.

 

 

¿Quieren nuevo fiscal en la Fepade?
Intensos cabildeos por el gasto federal
Pensiones: nada en un año electoral 

  Una suerte de esquizofrenia entre las bancadas panistas en la Cámara de Diputados y en el Senado. El coordinador de los diputados panistas Marko Cortés urge a los senadores a poner en marcha el proceso de elegir al nuevo titular de la Fepade.

  Sin embargo, en el Senado, el coordinador Fernando Herrera no quiere dejar el tema de objetar el cese de Santiago Nieto Castillo, ni siquiera porque éste se desistió, e insiste en mantener viva la polémica.

  En ese ánimo uno se pregunta si podrán – o sí querrán-, elegir pronto al nuevo fiscal electoral, pues esa elección exige votación calificada, o sea, las dos terceras partes de los votos senatoriales. Difícil, muy difícil.

 

 

Nieto declinó ser el cohetero
Vacantes, problema, no crisis
¿Somos incapaces de gobernarnos?

 Muchos se quedaron con todos los gestos estudiados, chasqueados, porque el ex titular de la Fepade Santiago Nieto Castillo desistió de impugnar su destitución ante el Senado.  

 La frustración generada por privarnos de una espectacular batalla política desata hipótesis y especulaciones, sobre las razones del queretano para desistirse. Quizá algunas acierten, pero es posible que la verdad sea más simple.

 Nieto Castillo no es ningún tonto. Tuvo que reflexionar cómo hacer una buena labor con unos a su favor y otros en contra. Quizá concluyó que no correría la suerte del mexicanísimo cohetero, ese a quién si los cohetes truenan, le chiflan, y si no, le chiflan. Le harían la vida imposible.