Café Político

 

 

2020: eficacia administrativa, reto
SEP: el diablo está en los detalles
Contrarreloj, la reforma electoral

 

   Desde hace muchas décadas no tenía México a un Jefe del Estado como el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ya hizo aceptable, sin objeción generalizada, la ruda y dialéctica narrativa de campaña desdePalacio Nacional.

   Con la misma energía ha impuesto los programas sociales prometidos y, para lograrlo, ha forzado cambios institucionales que, inobjetablemente, tienen el objetivo de hacer realidad aquello de “primero, los pobres”.

   Sus programas sociales tienen aptos operadores políticos, quienes no sabemos si tienen aptitudes administrativas. Valdría recordar que, históricamente, por ineficacia han fracasado los mejores y más bien intencionados programas públicos.

 

 

Bolivia: ¿tiene límites el conflicto?
PAN: la misma piedra, oootra vez
Tierra de nadie, mercados de CDMX

 

   Ayer, en la mañanera, México escaló el conflicto diplomático con Bolivia, conflicto en el cual ni siquiera los que apoyamos al gobierno mexicano tenemos claro cuál es el objetivo de lo que ya es confrontación.

   Alega la cancillería mexicana que Bolivia acosa a la embajada con vigilancia excesiva de policías y patrullas, así como agentes de civil, pero ellos dicen que son medidas de protección de sedes y diplomáticos mexicano.

   El tiempo dirá cuál es el límite del litigio internacional en que se ha metido México, pero sobre todo nos permitirá saber los objetivos que, salvo el respeto al derecho de asilo, no los ha dejado claros el gobierno de México.

 

 

¿Elecciones simuladas? ¿En serio?
Morena, ¿ganarán los moderados en 2020?
La Suprema Corte no es oposición

   Solía prevenir el General Lázaro Cárdenas contra la improvisación oratoria, por considerarla ruta segura a los despropósitos. Algo así ocurrió el pasado martes en la mañanera de Palacio Nacional.

   Se dijo que el INE y el Tribunal Electoral Federal son organismos creados para la simulación neoliberal. Con todo respeto a la investidura presidencial, uno se niega a aceptar que así lo crea el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

   ¿Simularon las instituciones electorales al organizar y dictaminar las elecciones que durante 21 años ha dado a las izquierdas el gobierno de CDMX? ¿Y, sin más ejemplos, simularon al organizar la elección presidencial y proclamarle ganador? ¿En serio, señor Presidente?