DOMINGO

Están sembrando la cizaña

   El mejor ejemplo de que la sociedad mexicana empieza a emponzoñarse por las rencillas ideológicas y partidistas, como nunca antes, es la irracional disputa en medios y en redes sociales por la epidemia de coronavirus.

   Es un problema de salud pública, con personas de por medio, pero eso no parece importar ni a los adversarios del Presidente López Obrador como a sus partidarios, enfrascados en argumentaciones biliosas.

   No importa quienes han sembrado la cizaña entre nosotros, lo importante es que tantas inteligencias lúcidas se dejen nublar por las peores pasiones, las que nacen del odio al otro, al diferente.

   Quizá debamos preguntarnos en qué nos estamos convirtiendo, como sociedad