Clave en sus derrotas

  La elección que atrae la atención de todos aquellos que se interesan en la política fue la elección de gobernador del Estado de México.

  Los conteos rápidos anunciados por el Instituto Electoral de la entidad le dan una ventaja al candidato del PRI Alfredo del Mazo sobre la candidata de Morena Delfina Gómez.

  Empero, la ventaja es de apenas uno por ciento.

  Falta, por supuesto, el PREP que sumará hasta el 95 por ciento de las actas de casilla. Y el próximo miércoles se hará la suma del 100 por ciento de los votos de acuerdo con las actas de votación levantada en cada casilla. Ese será el resultado oficial.

  El ganador, por supuesto, es Andrés López Obrador, que, aunque pierda ya avanzó un escalón más para sus aspiraciones presidenciales.

  Si las cifras de los conteos rápidos confirmar el triunfo de Del Mazo, como se dijo en este espacio, el dilema será para López Obrador. Arriesgará sus posibilidades si su seguro reclamo no es institucional y se torna violento, porque los plantones y bloqueos son violencia contra los ciudadanos.

  Tiene la oportunidad de aprovechar las vías institucionales para mantener viva la percepción de que su candidatura será imparable y que será el Presidente.

  Sin embargo, como se ha reconocido, a veces el éxito le intoxica y la lleva a la arrogancia y soberbia que han sido clave para sus dos derrotas anteriores.