Que ofrecen

  Cuando faltan doce meses y, más o menos, tres semanas para la elección presidencial de 2018, a los ciudadanos de a pie, aquellos que no viven y duermen con los asuntos políticos en la cabeza, aún nadie les deja claro qué ofrecerán los partidos.

   A esos ciudadanos, los de a pie, los que batallan diariamente con la inseguridad de los asaltos en vía pública, los que batallan por la cotidiana supervivencia en un contexto económico de crecimiento insuficiente.

  A ellos, a los ciudadanos de a pie, a los votantes de la elección presidencial, los partidos tendrán que ofrecerle algo más que discursos que abordan la realidad nacional con generalizaciones y estribillos.

  A ellos, a los ciudadanos a de pie, los votantes de la elección presidencial, tendrán que mostrarles programas viables, asentados en la realidad nacional y en un contexto internacional volátil como nunca.

  Hasta ahora los políticos de todos los partidos y las cofradías ideológicas sólo les muestran un horizonte y un desafío: ¡saquemos al PRI de Los Pinos!

  Es como un deja vú del 2000.

   Y, la verdad, los ciudadanos de a pie que con nuestros impuestos mantenemos a los políticos, a los partidos, a las ideologizadas ONG y a tantos gesticuladores de la democracia, nos merecemos algo más, algo más concreto.

  Porque para escuchar que nuestro futuro es el cielo no necesitamos ir a los mítines ni escucharlos, para eso nos basta con asistir a la iglesia de nuestra preferencia, ahí nos dirán lo mismo.