La variante Estados Unidos

  Las relaciones con Estados Unidos han sido siempre al alfa y omega para los Presidente de México, lo mismo el siglo pasado que en los 17 años que llevamos del siglo 21.

  Ensimismados en nuestras querellas políticas, ideológica y hasta económicas, a veces perdemos de vista lo determinantes que pueden ser las actitudes de los Presidentes de Estados Unidos para las circunstancias en que transcurre la vida nacional.

  Son esas actitudes, las de hoy y las de mediano plazo las que durante todo el siglo pasado determinaron a favor de quienes maniobraban los Presidentes para postular a quienes eventualmente les sucedieron.

  Hoy con un errático e impulsivo Presidente de Estados Unidos, quizá no sólo el Presidente Peña Nieto trate de lograr que su partido tenga un candidato competitivo para la elección del 2018, sino también uno que tenga la capacidad, el temple y el talento de enfrentar las circunstancias que eventualmente se presenten en la relación con Estados Unidos.

  Esa variable, tristemente, no se incluye en ninguno de los escenarios construidos por los especialistas de la política.