Escaramuzas

  Por ahora, aunque parece que ya la sociedad mexicana está en campaña, el hecho es que todo lo que ocurre son apenas las escaramuzas de lo que será una ruda campaña.

  A la cabeza de las encuestas se mantiene Andrés Manuel López Obrador, sólo el tiempo dirá cuánto varía eso, en la medida que se vayan conociendo los nombres de los candidatos presidenciales de otras formaciones políticas o los de los “independientes”, donde podría haber alguna sorpresa.

   Ha concentrado no sólo el interés, sino hasta cierto entusiasmo entre quienes están interesados en los asuntos de la política, la integración del Frente Ciudadano por México, integrado por el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano.

  Es una coalición en la cual la fuerza la tiene el Partido Acción Nacional. El PRD y Movimiento Ciudadano, se suben a la cola del tren, pues ninguno de los dos tiene posibilidades en solitario, lo que le da una gran ventaja a Ricardo Anaya para ser el candidato presidencial.

  En el PRI, todos tratan de adivinar el pensamiento del Presidente Enrique Peña Nieto, pues saben que, mediante consultas extraoficiales, él decidirá quién cuenta con el consenso en los sectores de la sociedad. El problema para los priístas es que el Presidente opera como Adolfo Ruiz Cortines, uno de los más astutos políticos que han ocupado la Presidencia.

  Salvo que, como se dijo arriba, grupos económicos decidan darle a un “independiente” el gran respaldo que recibió en Nuevo León Jaime Rodríguez “el bronco”, difícilmente un candidato sin partido obtendrá muchos votos.

  En esas condiciones, serán tres fuerzas las que empieza a alinearse para la elección presidencial.