DOMINGO

Lo que falta

   Las groserías del presidente norteamericano Donald Trump son la primera prueba y la más difícil que enfrenta el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

   El rechazo al diálogo propuesto por México deja a la delegación mexicana en la más incómoda de las posiciones: buscan dialogar, pero el jefe de sus posibles interlocutores no quiere diálogo.

   Qué hará el Presidente si la delegación mexicana en Washington es víctima de desaires.

   Es la hora más difícil en la relación con Estados Unidos en muchos años. Y lo que falta, porque en dos semanas más, en Orlando Florida, lanzará oficialmente Trump su campaña por la reelección.

   Cabeza muy fría necesitará el Presidente López Obrador para librar este lance.